Un éxito La Noche de Estrellas en la BUAP; el rector destaca participación de jóvenes

334

Redacción

La BUAP ha tenido siempre una destacada participación en la fiesta de la divulgación científica más grande del mundo: La Noche de las Estrellas, que este año, bajo el lema «Capturando al Universo», se suma a los festejos del 150 aniversario de la publicación de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos, destacó el Rector Alfonso Esparza Ortiz al inaugurar este evento en Ciudad Universitaria.
El Rector de la BUAP recordó que este año también se conmemoran 50 años de que el hombre llegó a la Luna, así como otros eventos de carácter científico. La Noche de las Estrellas, en esta edición celebra, dijo, el talento de los científicos pioneros que con sus descubrimientos han contribuido a la compresión del mundo y la naturaleza.
Para esta fiesta de la ciencia, refirió, investigadores de esta Universidad y de otras instituciones ofrecieron al público 37 conferencias sobre Astronomía, Física, Biología y Química, entre otras disciplinas.
Esparza Ortiz agradeció a los directores e investigadores de las diferentes unidades académicas, como el Instituto de Física, las facultades de Ciencias Físico Matemáticas, Ciencias de la Electrónica y Ciencias Químicas, así como a las vicerrectorías de Investigación y Estudios de Posgrado, de Docencia, y de Extensión y Difusión de la Cultura, que participaron de forma activa en la organización del evento.

Más de 100 actividades lúdicas
De esta forma, la Universidad recibió al menos a 22 mil personas de diferentes edades, niñas, niños, jóvenes y adultos, quienes disfrutaron de más de 100 talleres interactivos, donde aprendieron cómo se forman los planetas, el efecto termoeléctrico que relaciona a dos tipos de energías, las leyes de la física, la mecánica de los fluidos, entre otros experimentos lúdicos que despertaron su interés por la ciencia.
El Rector Alfonso Esparza escuchó atento las explicaciones de cómo se forman los astros, así como conceptos de espectrometría y el fluido no newtoniano, al igual que los visitantes, quienes también conocieron el trabajo que se realiza en algunos laboratorios que abrieron sus puertas para demostrar cómo se hace ciencia en la BUAP.
Una tabla periódica de gran dimensión, instalada en el IFUAP, sirvió para recordar que al conocer las propiedades de los elementos se pudo dar paso al desarrollo de las ciencias químico-biológicas, tecnológicas y de la salud, las cuales en muchos sentidos han servido para el desarrollo de medicamentos, sustancias y productos que sirven para facilitar la vida del ser humano.
Las actividades en la BUAP, una de las 90 sedes en todo el país, iniciaron desde las 15 horas cuando los asistentes se aventuraron a observar primero al Sol, y posteriormente, cuando la oscuridad en el cielo lo permitió, a Albireo, una estrella doble, cabeza de la constelación del cisne también conocida como “Estrella Pico”. Con ayuda del telescopio se hizo visible a esta pareja de astros (una rojo y otra azul).
Otros de los cuerpos celestes que se observaron fueron galaxias como Andromeda M31, cúmulos como el M45 Pleyades en la constelación de Tauro (grupo de 500 estrellas muy jóvenes), el cúmulo doble de Perseo, el de la Libélula, el abierto M37 en la constelación de Auriga, entre otros que permitieron reconocer las maravillas del Universo.