Regidora culpa a grupos sociales de intento de homicidio de empleado de Agua de Puebla

296

Dulce Gómez/ @dulcgomez

Luego que un trabajador de la empresa Agua de Puebla para Todos fue baleado por un ciudadano cuando verificaba un medidor del suministro del vital líquido, la regidora del Partido Acción Nacional (PAN), Augusta Díaz de Rivera, culpó a los grupos sociales que han incentivado a la población a interponer amparos contra dicho servicio, en clara alusión a Omar Jiménez, representante de la Asamblea Social del Agua (ASA).

La concesionaria llegó a Puebla durante el mandato del panista, Rafael Moreno Valle Rosas; desde entonces gran parte de los poblanos denunció cobros excesivos por la prestación del servicio, además de otras anomalías.

Fue el pasado fin de semana cuando Luis Alberto Ruiz Aparicio recibió dos impactos de bala cuando realizaba la toma de lectura a medidores domiciliarios de agua, en el sur de la capital.

Al respecto, Augusta Díaz de Rivera llamó al Congreso del Estado y a la administración estatal a resolver el tema respecto al servicio que presta Agua de Puebla para Todos.

Dijo que, el Ayuntamiento de Puebla ya abordó el tema y ahora le corresponde a los diputados locales tratarlo y darle una solución.

“Yo quiero ser un llamamiento para que tomen en serio el problema de las tarifas y que cada quien desde su cancha solucione lo que tengan que resolver (…). Muchos grupos sociales han estado invitando a la población a hacer amparos convenciéndolos con un falso discurso, sin embargo, es labor de las autoridades resolver el problema”, señaló la panista.

De tal modo, enfatizó que los únicos responsables de tratar el tema de tarifas y todo lo relacionado con el sistema de agua potable son las propias autoridades y no las organizaciones sociales.