¿Quién engañó al gobernador sobre los rechazados de la BUAP?

389

Carlos Gómez / @gomezcarlos79
La buena voluntad del gobernador, Miguel Barbosa, al acudir al plantón del Frente Estudiantil por una Educación para Todos (FEET) para solidarizarse con los jóvenes rechazados de la BUAP, refleja un profundo desconocimiento de su equipo de trabajo con respecto a la problemática.
El FEET encontró a los rechazados de la BUAP una mina de oro que usa cada año para chantajear a las autoridades universitarias con diversas prebendas para sus líderes.
Es una mentira que los pocos jóvenes rechazados que se suman a este movimiento no sean atendidos por las autoridades universitarias.
El pasado viernes una comisión del FEET a nombre de los pocos rechazados que representan sostuvo una reunión con autoridades universitarias y no aceptan opciones, ni propuestas.
Su demanda es lugares para sus representados y canonjías para los líderes.
Sin embargo, los jóvenes que no son admitidos en la BUAP es porque hay otros miles de estudiantes mejor preparados, que presentaron su examen, que obtuvieron puntajes más altos y que están dentro de la universidad por méritos propios y no por un plantón en el zócalo.
Es más, en años anteriores a los llamados rechazados de la BUAP se les han ofrecido becas para que estudien en las universidades incorporadas de la máxima casa de estudios para que no pierdan un año de escuela, en lo que se preparan y presentan nuevamente su examen y no han aceptado estas propuestas.
Ayer el propio gobernador les ofreció espacios dentro de las universidades públicas del Gobierno del Estado y tampoco lo aceptaron -pero eso sí, aceptaron los 500 pesos que les ofreció-.
Miguel Barbosa demostró que es un gobernador sensible y solidario pero en el caso del FEET no tiene toda la información necesaria porque es un grupo que usa a los jóvenes, no los representa, ni los defiende.
Desde ahora les puedo adelantar que van a rechazar la propuesta de ingresar a las universidades públicas del Gobierno del Estado porque los rechazados sólo quieren ingresar a la BUAP.
Y eso hace cada año y lo harán durante los próximos procesos de admisión porque es su mina de oro.
¿Quién engañó al gobernador sobre el movimiento de rechazados?
En la BUAP sólo entran los mejores y no debe ser con chantajes y presiones como se otorguen los lugares.
La autonomía universitaria está muy por encima de los plantones y de cualquier otro interés.
Ojalá y el gobernador se informe bien sobre lo que realmente es y representa el FEET.
** ** **
gomezcarlos79@gmail.com