¡Qué nervios…! ¿A quién apoyará Leobardo Soto en el 2021?

280

Carlos Gómez / @gomezcarlos79
Leobardo Soto es camaleón político que renta su central obrera (CTM) con fines personales desde hace varios años y fungió como morenovallista, priista y barbosista, casí al mismo tiempo.
Recientemente le mostró el dulce a Néstor Camarillo, líder estatal del PRI, y éste –al parecer- cayó en el anzuelo.
El líder priista –como en los viejos tiempos- acudió a las oficinas de la central obrera para “cerrar filas” con los mañosos representantes sindicales y con la promesa de que ahora sí, la CTM apoyará al PRI rumbo al 2021.
Ajá.
Leobardo Soto es tan burdo que las fotografías y videos de su paso en la política lo evidencian como un verdadero mercader en los últimos años.
Su capital político –poco o mucho- lo ha manejado siempre en sus intereses políticos personales.
Cuando Rafael Moreno Valle fue electo gobernador de Puebla y emprendió la millonaria deuda de Audi, unas de las centrales favorecidas fue la franquicia que tiene Leobardo Soto.
Entonces en plena campaña rumbo a la gubernatura, Leobardo Soto le dio la espalda al PRI y al actual gobernador, Miguel Barbosa, y apoyó con todo su capital político a Martha Erika Alonso.
Leobardo Soto se consumó como un morenovallista más, uno que ya presumía ser un flamante operador político de Rafael Moreno Valle para buscar la Presidencia de la República.
Después de que murieron en el accidente la gobernadora, Martha Erika Alonso, y el senador, Rafael Moreno Valle, no dudó en mutar otra vez y se convirtió en un ferviente barbosista.
Así de cínico.
No sé qué haya negociado pero pudo sobrevivir a la debacle morenovallista y lo logró.
Ahora que Néstor Camarillo empezará a tomar las decisiones para las candidaturas a diputaciones federales, locales, presidencias municipales y regidores, Leobardo Soto ya le juró, otra vez, amor al PRI a cambio de tener aseguradas varias candidaturas en la zona de Rafael Lara Grajales y la zona de Ciudad Modelo, una diputación plurinominal para su hijo y una para él.
¿Le habrá creído Néstor Camarillo?
No cabe duda que Leobardo Soto es igual o peor que los delincuentes de Antorcha Campesina.
Y por eso la pregunta sarcástica: ¡Qué nervios…¡ ¿A quién apoyará Leobardo Soto en el 2021?
¿Al PRI, al PAN o Morena?
** ** **
gomezcarlos79@gmail.com