Morena pierde su bono democrático y los ediles son responsables

89

Jesús Lemus / @chucho_lemus1

El bono democrático que tenia Morena tras las elecciones de 2018 muere lentamente, muy lentamente y existen nombres y apellidos de esta situación en el estado de Puebla.
En un primer frente, los responsables de esta muerte que vive Morena, se debe al pésimo papel que hace la mayoría de los presidentes municipales emanados de esta fuerza política.
Cuando hablo de los ediles, me refiero a quienes representan al área conurbada de Puebla, donde las cosas están mal y de malas, por no decir que son un asco.
En un primer escenario, el alcalde de Tehuacán, Felipe Pajtane Martínez, demostró que solo ocupa su cargo para hacer negocios que le permitan engrosar su bolsillo con recursos.
El edil se convirtió en un cáncer para Tehuacán, municipio que desde hace varios años exige justicia social a diversas demandas, que lamentablemente no se cumplen por las pésimas administraciones.
Incluso en los pasillos del Congreso del Estado, sí analizan seriamente destituirlo del cargo, tras convertir a Tehuacán en una bomba de tiempo por no resolver diversos temas.
A la lista de los presidentes municipales nefastos, sume a la alcaldesa de San Andrés Cholula, Karina Pérez Popoca, quien se siente Dios en el poder, sin embargo, no debe olvidar que el cargo dura tres años, pero el desprestigio toda la vida.
Ella pasará como una de las peores presidentes municipales, toda vez que ocupa su cargo, como al igual que en Tehuacán, para hacer negocios y beneficiar a los suyos.
Pero eso no es todo, dicen las malas lenguas, que la alcaldesa ya trabaja en posicionar a su delfín para convertirlo en el candidato que en 2021 y compita por la presidencia municipal.
También sume a la lista, a la edil de Cuautlancingo, Guadalupe Daniel, quien carece de varios proyectos sociales que atiendan las demandas de los ciudadanos que representa.
Las obras de pavimentación son el ejemplo claro de que Cuautlancingo navega sin rumbo, pues las mismas quedan a medias o generan caos vial, como las que ingresan del Periférico hacia Cuatro Caminos.
Y la cereza del pastel, se la lleva por obvias razones, la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, quien tiene a la ciudad en un total asco por los baches, inseguridad y descontrol del ambulantaje.
Estos últimos demostraron que son amos y señores del primer cuadro de la ciudad, donde apenas hubo violencia y provocando que la autoridad municipal estuviera como los chinitos: “milando”.
Hasta aquí mi reporte.
Recuerden escribir a chucholemus58@gmail.com
LA FRASE
“Se puede engañar a parte del pueblo parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo”.
Abraham Lincoln