La próxima vida de El Chapo: 23 horas en una celda de concreto y una hora en una jaula

226

Debate

A cuatro días de que Joaquín El Chapo Guzmán conozca su sentencia por múltiples cargos de narcotráfico en un tribunal de Nueva York, ante la petición de cadena perpetua hecha por los fiscales, se anticipa que le espera estar rodeado de peligrosos terroristas cuando ingrese a la Penitenciaria de Máxima Administrativa de los Estados Unidos (ADX), que es conocida como la Supermax y el Alcatraz de los rockies, en donde no podrá ver nada vivo, estará 23 horas en una celda de concreto y una hora en una diminuta jaula.
La prisión de máxima seguridad «Supermax» está ubicada en una zona montañosa y alejada al sur de Denver, en donde los fiscales quieren que el narcotraficante mexicano pase el resto de su vida en el interior del penal, en el complejo penitenciario federal en Florence, Colorado.
Entre sus futuros compañeros de prisión se pueden mencionar al atacante del Maratón de Boston, Dzhokhar Tsarnae; a «Unabomber» Ted Kaczynski; a Terry Nichols, conspirador del bombardeo de Oklahoma City y a otro de los conspiradores del 11 de septiembre, Zacarias Moussaoui.
El Chapo es ampliamente conocido por sus famosas fugas de los penales mexicanos, por lo que enfrentará un régimen de aislamiento de 23 horas al día y será vigilado en forma permanente por una cámara.
El director de la prisión ADX Florence, Bob Hood abundó en detalles a la publicación Inside Edition y le dice que este complejo penitenciario fue inaugurado en 1994 y en el interior están recluidos los 400 reclusos más violentos, disruptivos y propensos a escapar de la Oficina Federal de Prisiones.
Son impresionantes las relevaciones de la prisión y señala que en esta no se puede ver nada y donde «ni una autopista en la distancia, ni el cielo» vera Guzmán Loera.
Quien ingresa no podrá ver en años y años nada del exterior y dice que «simplemente estás apagando del mundo» y en este caso «lo sientes» quienes ingresan a la Supermax.
Nunca más ni siquiera podrá ver y tener contacto con una simple hierba en el interior, así como no verán tampoco nada vivo.
Esta cárcel esta hecha para alojar a terroristas extranjeros, líderes de pandillas y hasta espías, y que en muchos de los casos son personas muy peligrosas, que atacan a sus compañeros y seguridad en donde pagan sus penas.
Entre los testimonios que se encuentra está el del ex recluso Travis Dusenbury, quien narró a The Marshall Project dijo que el permanecía en una celda de concreto 23 horas al día y lo que quedaba una hora se le permitía ingresar a una jaula de recreación fortificada.
Entre los detalle que narró destaca que todo está hecho de hormigón y enumero que este material está en las paredes, suelo, lavabo, cama, escritorio y todo lo que tienen contacto.
Y únicamente los presos pueden tener su hora de recreación dentro de la jaula y pueden ahí caminar.
Narró que sus vecinos de celda solamente pueden darse apretones de manos que alcanzar a darse entre la jaula de recreación.
Para platicar con una persona, mencionó que se puede a través de tuberías y utilizan los rollos de papel higiénico para poder tener comunicación con otra persona.
Ensu caso, dijo que dentro de la celda presentó un insomnio mostroso que lo único que deseaba era dormir; pero solo se podía pasar el tiempo leyendo y pensando.
A veces podías escuchar la radio y solamente hay una estación y solamente puedes obtener a precios muy caros una pluma de goma para escribir.
La experiencia de esta hombre dentro de la Supermax tuvo que permanecer diez años sin dormir y vivir en un mundo claustrofóbico.
Después de conocer detalles de la prisión el Alcatraz de los rockies, el ex líder del Cártel de Sinaloa, Guzmán Loera vivirá en estas condiciones en una celda y en una jaula, además de que tendrá a estos peligrosos terroristas como sus compañeros de reclusión.

Fuente: Debate