Joaquín Cosío, de reportero a actor de Hollywood

958
Y empezaré contándoles algo que pocos saben sobre este famoso actor, con quien tuve el gusto de platicar: tiene como forma­ción profesional la Licenciatura en Cien­cias de la Comunicación por la Univer­sidad Autónoma de Chihuahua, donde también –¿qué creen?– fue reportero en varios medios de comunicación, como El Diario de Juárez y el periódico Norte, con el tiempo se convirtió en docente en su al­ma mater y en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. ¿Cómo les quedó el ojo?
De este y muchos temas platiqué con Joaquín Cosío Osuna, a quien muchos lo ubican por el personaje de El Cochiloco, pero para efectos de esta columna y en una actitud hiperlactante de un servidor destacaré más su trabajo como actor en Hollywood. Quién no lo recuerda su primera pelícu­la Quantum of Solace, la segunda entre­ga de la saga de James Bond con Daniel Craig, para luego formar parte del uni­verso de DC Comics en The Suicide Squad, donde compartió el set con Margot Rob­bie, Viola Davis y Silvester Stallone. Qué me dicen de la serie Gentefied de Netflix o en El Llanero Solitario, en la cual traba­jó junto a Johnny Depp. Ponerle su voz al personaje de Escorpión en Spider-Man: in­to the spider-verse, película animada que ganó el Oscar.
El trabajo de nuestro paisano va mu­cho más allá que sólo recordarlo por el personaje El Cochiloco, de la película de El Infierno o como Mascarita de la cinta Ma­tando Cabos, que dicho sea de paso le die­ron esta proyección que hasta hoy está en nuestras mentes.
Cuando nosotros vemos el trabajo que hace Joaquín es una delicia disfrutar sus personajes y eso es posible gracias a la formación que Cosío tiene en el arte, la li­teratura y la filosofía. Qué decir de su for­mación actoral, pues comenzó su carrera como en teatro (donde se hacen los acto­res de verdad) a principios de los años 80, siendo ahora miembro de la Compañía Nacional de Teatro de México; ha escrito poemas, pues durante mucho tiempo es­tuvo en un taller literario. El cine llegaría años después, en 2000, con la película Una de dos, dirigida por Marcel Sisniega.
“CUANDO TOCA, AUNQUE TE QUITES; Y CUANDO NO, NI AUNQUE TE PONGAS”
Ya lo dice el viejo y conocido refrán. Y es que no estaba en sus planes ser un actor reconocido o famoso y de verdad les digo que esa es la verdadera clave para ser fa­moso y reconocido, el no desearlo.
Uno se tiene que poner a trabajar y eso fue lo que él hizo: lanzarse a vivir en Ciudad de México para empezar a tener ofertas de trabajo en teatro de la Compa­ñía Nacional, como personaje protagó­nico-antagónico bajo la dirección de Luis de Tavira, que se estrenaría en el Festival Cervantino, pero cuando uno llega a la meta los demonios empiezan a hacer de las suyas y entra en una crisis, abando­nando la puesta en escena. Tras esta si­tuación sus amigos le ayudaron, como Luisa Huertas, en lo que pasaba esta si­tuación emocional y llegaría otra opor­tunidad la cual, por supuesto, aprovechó.
JOAQUIN COSÍO EN UN CANALLA
Tuve la oportunidad de ver Lecciones pa­ra canallas y se las recomiendo amplia­mente, es una comedia que él estelariza, acompañado por Danae Reynaud y Dia­na Bovio, dirigida por Gustavo Moheno.
En este filme, Cosío es un estafador con problemas de dinero, de los que siempre están buscando la manera de sobrevivir a las deudas, hasta que llega un momento en que las cosas se ponen demasiado di­fíciles, tras la repentina muerte de su ex­mujer Jenny (Danae Reynaud) viaja a Ciu­dad de México en busca de su padre. Hay una frase en la película que a mí me gus­tó, porque dice: “Yo no robo, ellos solitos me dan el dinero”, lo cual sucede mien­tras él le enseña el oficio a su hija.
Lecciones para canallas llegará a salas comerciales de la República Mexicana él próximo 1 de septiembre, bajo el sello de Cinépolis Distribución.
Cerramos esta plática hablando de Puebla, donde desde este fin de semana anda de visita y la semana que viene de igual forma, deseándole el éxito que se merece, mucho trabajo y bien pagado, lo cual aplaudió el histrión en medio de una carcajada.
La columna de esta semana ha termi­nado pueden ir en paz.
Contacto: director@revistapuebla.com y @RayZubiri en todas las redes sociales.