Familiares de Liliana Lozada claman para que se acelere su búsqueda; Abordó un Didi el pasado 3 de enero

948
Foto: Isahmar Torres/ @isahmar_torres

Familiares, amigos y conocidos de Liliana Lozada tomaron las calles de Puebla para exigir la localización de la joven de 33 años que desapareció desde el pasado 3 de enero tras abordar un una unidad de Didi con destino a Atlixco.

Enmedio del llanto, Teresa de Jesús Ortega clamó a las autoridades agilizar las investigaciones para dar con el paradero de su hija, y llamó a los ciudadanos a comunicar cualquier indicio acerca de su paradero, pues señaló que por el momento no tienen información alguna.

«Lo único que yo quisiera es volver a verla y que esté conmigo, ese es el fin de la marcha, y así me vaya a donde me vaya, lo único que yo pido es encontrarla … Quiero, saber si está viva o muerta, si está viva que se apiaden de mí», expresó la mujer enmedio del llanto.

En entrevista con medios de comunicación, Saúl Lozada, hermano de Liliana, informó que la Fiscalía General del Estado (FGE) cateó un lugar en el que se halló la última geolocalización de su teléfono, sin embargo, hasta el momento no se les ha dado información alguna.

Saúl Lozada refirió que el pasado 3 de enero Liliana Salió de su hogar en Bosques de San Sebastián a las 10 de la mañana para acudir a laborar como modelo en el municipio de Atlixco, lugar al que se trasladó en Didi, y no en Uber como había trascendido en medios de comunicación.

Detalló que por el momento ellos no han tenido ningún tipo de comunicación con la plataforma de transporte privado, sin embargo, la Fiscalía General del estado ya se encuentra realizando las diligencias correspondientes, sin que hasta el momento haya algún avance.

En este sentido, los familiares de Liliana urgieron a las autoridades a agilizar las diligencias para dar con el paradero de la joven , que suma ya cinco días desaparecida, causando tristeza, dolor, angustia e incertidumbre a sus seres queridos, principalmente su madre y sus dos hijos.

De acuerdo con Saúl, el último mensaje que Liliana envió fue a su hijo mayor de 12 años de edad, a quien alrededor de las 12 del día del pasado 3 de enero le dijo que llegaría a casa más tarde, sin embargo esto nunca ocurrió, y fue el 4 de enero cuando se reportó su desaparición a las autoridades.

La manifestación para exigir la localización de la joven partió de la Avenida Juárez en intersección con la 19 sur, avanzó hacia el Paseo Bravo, luego sobre Avenida Reforma hasta llegar al zócalo de Puebla, donde se hizo un pase de lista para recordar a todas las personas desaparecidas en el estado de Puebla, y posteriormente arribó a la Fiscalía General del estado, donde la familia se pronunció por la pronta localización de la joven.

Aproximadamente doscientas personas participaron en la movilización a la que también se sumaron integrantes del Colectivo Voz de los Desaparecidos, quienes brindaron apoyo a los familiares de Liliana, y María Luisa Nuñez, fundadora del órganos, condenó que las autoridades sigan sin dar una pronta respuesta ante casos de este tipo.