En el Senado se promueve el deporte y el combate a las adicciones: Armenta

627

El presidente del senado Alejandro Armenta reiteró que el papel de los legisladores debe incluir la promoción al deporte como una alternativa que fortalece los derechos a la salud y, adicionalmente es una herramienta para la integración familiar y el combate a las adicciones, pues las personas tienen la oportunidad de reactivarse física y mentalmente.

El Senado de la República entregó un reconocimiento a Julio César Chávez, por su destacada trayectoria deportiva en el mundo del boxeo, su lucha contra las adicciones en los jóvenes y por la equidad de género en este deporte.

La ceremonia se llevó a cabo en el Salón de Sesiones de la Cámara de Senadores, con la presencia de Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo y de la campeona Jacky Calvo.

El presidente de la Mesa Directiva, Alejandro Armenta Mier, destacó que Julio César Chávez ganó seis campeonatos mundiales, y con 115 combates profesionales y 107 victorias es miembro del Salón Internacional de la Fama del Boxeo.

Agregó que el boxeador dedica parte de su vida a promover la lucha por la equidad de género en este deporte tanto en México como en el mundo; además, encabeza un movimiento en contra de las adicciones en los jóvenes en el país.

Recordó que el deportista nació el 12 de julio 1962, en Ciudad Obregón, Sonora; fue campeón de los guantes de oro e inició en el ámbito profesional en 1980 y para 1984 se coronó campeón por primera vez en la categoría superpluma, al noquear en ocho asaltos a Mario “Azabache” Martínez.

En sus 25 años de carrera profesional, continuó Alejandro Armenta, logró mantenerse invicto durante 13 años, tuvo 37 combates de título mundial, de los cuales ganó 31 y pudo defender exitosamente en 27 ocasiones.

Desde la tribuna, Julio César Chávez agradeció al Senado por este reconocimiento y mencionó que su carrera no fue nada fácil, porque detrás de cada pelea hay una gran preparación y concentración, “yo tuve un sueño, el de ser campeón del mundo; eso fue lo que le prometí a mi madre y gracias a Dios lo logré”.

El boxeador también recordó que tuvo un problema de adicción, “que todo mundo lo sabe y no me arrepiento, no me arrepiento porque Dios me dio otra oportunidad de vida” y ahora tiene un programa de recuperación con el que ha podido ayudar a muchísima gente.

Previamente, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal Ávila, entregó un reconocimiento al exboxeador y campeón del mundo, por su distinguida trayectoria deportiva.

El senado mexicano reitera que es un lugar, en el que se reconocen a leyendas, hombres y mujeres que han trascendido, “por eso el reconocimiento que se le da a Julio Cesar Chávez es unánime y plural, de senadoras y senadores”, porque es un ejemplo en la niñez y la juventud, afirmó Ricardo Monreal.