El pleito Biestro vs José Juan, otra mala señal de la 4T en Puebla

458

Carlos Gómez / @gomezcarlos79
Quizá los militantes y simpatizantes de Morena en Puebla aún no entienden que la llamada Cuarta Transformación (4T), impulsada por Andrés Manuel López Obrador, está en camino de un rotundo fracaso y no hacen nada por corregir el camino.
Muchas de las decisiones de AMLO han sido polémicas, otras severamente cuestionadas por su improvisación y muchas han decepcionado a sus propios simpatizantes como quitar el apoyo a las estancias infantiles, recortes de salud, entregar dinero a estudiantes, dejar sin apoyo a científicos, deportistas y estudiantes de excelencia, entre otras tantas.
Y en Puebla las cosas van peor.
Desde que arrancó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador el llamado súper delegado, Rodrigo Abdala, es un verdadero fantasma.
Nadie sabe qué hace.
No se le ve en gestiones, giras de trabajo, entrega de obras o programas.
Es un verdadero cero a la izquierda de la 4T.
Los alcaldes de Morena de la zona metropolitana han sido verdaderas decepciones en la administración pública y, en particular, en materia de seguridad.
Puebla, Amozoc, San Pedro Cholula, San Andrés Cholula, Tecamachalco, Texmelucan, Cuautlancingo, Huejotzingo, entre otros municipios están en la peor crisis de seguridad de su historia.
Los alcaldes metropolitanos son, en buena parte, responsables de la derrota de Morena el pasado 2 de junio.
Con excepción de Claudia Rivera y Karina Pérez que dieron la cara ante la derrota y se comprometieron a redoblar esfuerzos para revertir la percepción de la ciudadanía, el resto de los alcaldes sigue en su soberbia.
Siguen sin entender que su mal trabajo arrastró a Morena a la derrota ante el PAN y eso se podría repetir en las elecciones municipales del 2021.
Después José Juan Espinosa y Héctor Alonso sacaron el cobre, exhibieron su desprecio por las mujeres y se les sancionó por misóginos.
Y ayer en otro triste episodio como pleito de mercado (ahora en redes sociales), Gabriel Biestro y José Juan se culparon y dijeron de todo.
¿Para eso querían los cargos públicos y de representación popular?
¿Esa es la Cuarta Transformación?
Delegados inexistentes, alcaldes incompetentes y diputados misóginos y peleoneros.
Por eso la Cuarta Transformación va directo al fracaso.
El próximo gobernador, Miguel Barbosa, tiene un reto enorme porque tendrá que cargar con el desprestigio que ya tienen el súper delegado, los alcaldes y ahora los diputados.
Vaya paquete para Barbosa y su Gabinete.
Ya urge que el candidato ganador meta orden.
De lo contrario su gobierno será rehén de la ineficacia de los alcaldes y la pelea de grupos morenistas.
Al tiempo.
** ** **
gomezcarlos79@gmail.com