El error de Aréchiga: que se filtrara el aumento 2.50 pesos al transporte

363

Carlos Gómez / @gomezcarlos79
La noticia de que el pasaje en Puebla costará a partir del 17 de septiembre 8.50 pesos por viaje no agradó a los poblanos.
Y no sólo se trata de un golpe a la economía.
Se trata de un desencanto por las condiciones de las unidades en mal estado, por la inseguridad que existe dentro de las unidades con operadores y ayudantes que no inspiran ningún tipo de confianza y, desde luego, la falta de seguridad ante tantos asaltos.
A los poblanos les enojó el incremento, pero les molesta más que sigan las malas condiciones del transporte público en Puebla.
Por eso fue un error del secretario del Transporte, Guillermo Aréchiga, no evitar la fuga de información y que trascendiera la cantidad pactada con los concesionarios.
En redes sociales al gobernador le reclamaron que se haya acordado un aumento de 2.50 pesos y no se obligue a nada a los concesionarios para mejorar sus unidades y la seguridad de los pasajeros.
Evidentemente el gobernador, Miguel Barbosa, está del lado de los poblanos y no de los concesionarios y seguramente cuando se haga oficial el monto del incremento también incluirá una serie de medidas para mejorar las condiciones del transporte público.
El mandatario poblano seguramente dejó en claro a los concesionarios que a cambio de aumentar la tarifa del transporte público habrá una serie de compromisos en beneficio de los poblanos.
Se espera que en el anuncio que será después del 16 de septiembre se establezcan con claridad los compromisos que tendrán que cumplir los concesionarios.
Lamentablemente para el mandatario faltan muchos días para que se haga el anuncio y durante ese tiempo seguirá la percepción de que se premió a los transportistas y se castigó a los usuarios.
Fue un claro error de Guillermo Aréchiga que de alguna manera debe corregir para contrarrestar de alguna manera el malestar social.
** ** **
gomezcarlos79@gmail.com