Disciplina financiera, vital para ejercicio del gasto e inversión, destaca Alejandro Armenta

La rendición de cuentas y la transparencia deben ser una obligación implícita a un cargo público, porque si estos dos aspectos se materializan en las decisiones políticas, sin duda los recursos que se administran tendrán una mejor aplicación y mayor impacto en beneficio de la sociedad, aseguró el presidente de la Mesa Directiva, Alejandro Armenta.

“El tema de la disciplina financiera implica la orientación estratégica del ejercicio del gasto y de la inversión, en los órdenes municipal, estatal y federal de manera articulada, para el desarrollo del país”, señaló.

Durante la presentación de su libro, “Disciplina Financiera: Activo de la Transparencia en la Nueva Era de México”, afirmó que el gasto y la inversión cuando se realizan de la manera correcta se eleva la calidad de vida de la población.

El legislador subrayó que, en la medida en que se fortalezca la tarea de los auditores y de los contadores y se desprendan de la decisión política, podrán cumplir con su misión de que el ejercicio del gasto sea correcto.

“La disciplina financiera y la transparencia, son elementos que están enlazados en eficiencia y eficacia administrativa”, expresó.

Cuando la patria es primero, dijo, no se usan los recursos públicos para que se enriquezca el funcionario público; “cuando se ama a la patria, no se enriquece cuando se está en el cargo público”.

El coautor de la obra, German Reyna y Herrero, destacó que en este libro se concentra un estudio del sistema fiscal mexicano que va desde las finanzas públicas, los ingresos, los gastos y las deudas del Estado.

El crecimiento sostenible de cualquier país, dijo, depende en gran medida del manejo responsable de las finanzas públicas y del control adecuado de las deudas.

Por ello, “en este libro exploramos la problemática del endeudamiento en las entidades federativas y en los municipios, así como su impacto en el desarrollo sostenible de nuestra nación”.

Reyna y Herrero consideró que la Ley de Disciplina Financiera es fundamental para identificar y controlar la deuda pública, pero a pesar de los avances, todavía existen mecanismos fuera del presupuesto que oculta la deuda, lo que dificulta la transparencia y la rendición de cuentas.

“En este libro analizamos la hipótesis de la exclusión del concepto de obligaciones en la definición de deuda pública, lo cual genera carencias en la transparencia de la información, así como deficiencias en los registros contables”.

Subrayó que a través de una metodología basada en la interpretación y la crítica, el resultado de dicho análisis es la necesidad de integrar tal concepto, a fin de dar paso a la transparencia y al combate a la corrupción en todos los niveles de gobierno.

Previous articleIEE Puebla se capacita en materia de igualdad laboral y no discriminación
Next articleEn competencia el agave poblano