Diputada Nora Merino alista reformas para evitar vacíos legales en casos de crueldad animal

288
Foto: Tomada de Twitter @DipNoraEsc

Jesús Lemus/@chucho_lemus1

La diputada local del Partido Encuentro Social (PES), Nora Merino Escamilla, alista reformas al Código Penal y Ley de Bienestar Animal en Puebla, para evitar que por lagunas legales en posibles escenarios de maltrato o crueldad hacia los animales, las personas como María Consuelo N, salgan en libertad.

Actualmente el maltrato animal se castiga con 4 años de cárcel y 26 mil pesos de sanción económica, pero el castigo subirá en 50 por ciento cuando se fotografíe o grabe la agresión en contra de los animales.

Con base en el documento al que tuvo acceso este medio de comunicación, las sanciones de cárcel se fijarán en dos escenarios: 4 años de cárcel cuando “ilícitamente o sin alguna justificación” se provoquen lesiones al animal sin que implique poner en riesgo su vida y 8 años de prisión cuando se provoque “la muerte del animal”, además de que las multas en ambos casos llegarían hasta los 25 mil 347 pesos y 42 mil 245 pesos, respectivamente.

En materia de Bienestar Animal, la diputada que presentará su reforma esta semana en el Congreso de Puebla, también plantea que el instituto en la materia investigue y busque tratamiento psicológico, mediante la creación del área psicológica que sensibilice o ayude a personas que ocasionan el maltrato de cualquier tipo.

En la cruza de perros se pone como máximo realizarse una vez al año, supervisión de clínicas de cremación de perros y gatos, creación de padrón municipal de asociaciones protectoras de animales que deberán reportarse cada seis meses al instituto y fomento a la adopción, pues la actual ley no la contempla.

El Instituto de Bienestar Animal también realizará recomendaciones ante quejas y en caso de negativa presente denuncias para que la fiscalía de seguimiento al caso.

María Consuelo salió en libertad porque los delitos de maltrato animal luego de descubrirse que tenía 45 especies en su hogar, algunos muertos en su refrigerador, no ameritaban prisión preventiva, que por eso se busca fortalecer el Código Penal y Ley de Bienestar Animal para evitar estos escenarios.