Denuncian injusticia contra líder ambulante

177

Erick Becerra

El líder de ambulantes Fuerza 2000, Federico López Flores fue detenido el 6 de noviembre de 2016, por el delito de homicidio en grado de tentativa en agravio de Esael Ricardo Hernández.

El juez de control impuso prisión oficiosa como medida cautelar, y el 9 de abril de 2017 tras negociaciones con el entonces gabinete del ayuntamiento de Puebla y el Fiscal General, Víctor Carrancá, se le reclasificó el delito de homicidio en grado de tentativa por el de lesiones calificadas, (pena que no rebasa los cinco años de prisión), celebrando suspensión condicional a proceso por el delito de lesiones calificadas por una temporalidad de dos años, condenándolo al pago de reparacion del daño de 740 mil pesos en pagos diferidos cubriendo dicha cantidad en enero de 2019.

Dentro de las condiciones que le fueron impuestas a Federico López Flores dentro de la suspensión condicional firma semanal ante la unidad de medidas cautelares de Puebla por dos años, acudir a terapia piscológica de forma quincenal para el control de ira y emociones.

Sin embargo, a finales de mayo de 2019 le informan que la Fiscalía le inicia cuatro carpetas de investigación por lesiones a ambulantes, por lo que desde esta fecha había rumores que querian detenerlo nuevamente.

El 25 de junio de 2019 fue detenido, dicen sus abogados “arbitrariamente”, por elementos ministeriales de la Fiscalía de Puebla por delitos contra la salud en su modalidad de posesión de marihuana dentro de la carpeta de investigacion 1682/2019/uf/cm2, por lo que estuvo detenido.

El 27 de junio fue canalizado de inmediato al dormitorio de alta peligrosidad W, sitio al que son enviados los delincuentes de alto impacto.

El caso es que acusan de indebida actuación de la Fiscalía desde mayo pasado, por lo que continúa detenido.

Gracias y nos leemos mañana.
Twitter: @erickbecerra1
Facebook: @erickbecerramx