Claudia Rivera juega con Dios y con el Diablo

206

Jesús Lemus / @chucho_lemus1

La renovación del Comité Ejecutivo Nacional de Morena está sirviendo de catapulta política para que la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, orqueste un nuevo juego de cara al 2021.
Sin embargo, la munícipe quien está obsesionada con reelegirse el otro año, enterraría su carrera política en caso de continuar su juego a través de Pablo Salazar Vicentello, candidato oficial a la presidencia nacional de Morena.
Este consejero de Morena sabe que será sacrificado en los siguientes días por el juego que orquesta la propia presidente municipal.
¿A qué me refiero?
Rivera Vivanco ordenó a su operador político, aunque este diga lo contrario, desacreditar los resultados de la encuesta que aplicará el INE para elegir al nuevo presidente nacional de Morena de cara al 2021.
La petición no es difícil y Pablo Salazar Vicentello, quien en 2019 atestiguó el complot de una “inyección de miel” para el hoy gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, esperará los tiempos para desacreditar este ejercicio interno, en el que no tiene ninguna posibilidad de ganar.
Será en ese momento cuando la edil, Claudia Rivera Vivanco, se venda ante el favorito para la presidencia nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, como la salvadora del proceso interno, luego de “convencer” a su operador político de sumarse a la unidad para ganar los diversos cargos públicos el otro año.
Por eso insisto, Rivera Vivanco juega con Dios y con El Diablo.
Juega con Dios, porque si sale su estrategia política, sumará apoyos para reelegirse en 2021, pero si fracasa el Diablo se encargará de enterrar su carrera política.
Seamos honestos, Pablo Salazar Vicentello no tiene condiciones, ni cartas de presentación para estar en los primeros cinco lugares del estudio demoscópico que se aplicará.
Su nefasto capital político, no lo pone a la altura de un Mario Delgado, Porfirio Muñoz Ledo, Yeidckol Polevnsky, por citar algunos, para tratar de liderar los trabajos del partido fundado por el propio presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
Así es la política en México, donde existe el arte de tragar sapos sin hacer gestos y Pablo Salazar asumirá las consecuencias de su fidelidad con la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco.
Hasta aquí mi reporte.
Recuerden escribir a chucholemus58@gmail.com
LA FRASE
“La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos”. Louis Dumur