Caso Esparza: todo es personal

247

Erick Becerra

Primer acto: Mario Mendívil se jacta de que ya convenció al gobernador Miguel Barbosa de investigar, acusar y perseguir a Alfonso Esparza por el asunto de Lobos (según publicó El Fantasma Suárez en el periódico Récord).
Segundo acto: El rector Esparza denuncia en el consejo universitario que hay una persecución política en su contra y de su familia. “No es momento de obsesiones, no es momento de enemigos personales. No es momento de acrecentar batallas. Es momento de atender la urgencia y la emergencia”, expresa.
Tercer acto: El gobernador rechaza tener enemigos. “Es la primera vez que alguien se declara mi enemigo”.
Cuarto acto: La columna de Reforma, Templo mayor, publica este martes que la secretaría de Finanzas del estado investiga a la hija de Esparza, Luz Andrea Esparza, por unos gastos que no le cuadran a la autoridad.
Quinto acto: el gobernador confirma que hay una investigación contra la hija de Esparza, quien fue presidenta honoraria del club unos meses.
¿Cómo se llamó la obra?
En política, lo que parece es.
Déjeme compartirle que quizá alguien está engañando al gobernador. Porque me niego a creer que él haya ordenado la investigación, porque es pueril. La denuncia proviene de la Unidad de Inteligencia Patrimonial y Económica (UIPE), que encabeza Manuel Ferrusquía Canchola, organismo que depende directamente del gobernador.
Todo surge por una posible discrepancia entre los ingresos y egresos de Luz Andrea Esparza durante los ejercicios fiscales 13’ 14’ 15’ 16 y 17’ cuando la joven empresaria reportó egresos por más de 7 millones de pesos.
En la denuncia se establece que Esparza Vergara es una persona física con actividad empresarial y accionista desde el año 2014 de Grupo Adbu S.A. de C.V, empresa que opera cafeterías y servicios gastronómicos.
Hay que anotar que los gastos como persona física y moral de la empresaria apenas rebasan en conjunto los 100 mil pesos al mes; una cifra que se coloca por debajo del promedio del sector empresarial y, sobre todo, muy por debajo de los flujos que investigan las Unidades de Inteligencia Patrimonial y Económica estatales.
Con información extraoficial, puedo decirle que el monto incluye los gastos privados de una profesionista que estudió Nutrición y Ciencias de la Comunicación en la Universidad Iberoamericana y en la BUAP, un Master Internacional en Negocios por el Johan Cruyff Institute y certificados como entrenadora profesional de fútbol emitidos por la Escuela Nacional de Directores Técnicos y la Scottish F. A. Coach Education de la UEFA.
Es notoriamente sobresaliente que la UIPE se estrene con este caso, pues es el primer expediente que integra, el UIPE-0001/2020, aunque es el área que da seguimiento a las finanzas del crimen organizado y que ejerce un montón de presupuesto de Puebla, entidad donde hay fortunas por crimen organizado por delitos el robo de combustible, secuestro y homicidios, y donde las autoridades confirmaron la operación de cinco cárteles del narcotráfico, a los que la UIPE no ha abierto una sola investigación.
Entonces: ¿no son indicaciones del Ejecutivo investigar directa y únicamente a la empresaria que, en cinco años se gastó 7 millones de pesos que seguramente estarán reportados al Sistema de Administración Tributaria (SAT)?
Que conste: es pregunta.
Ahora bien, si Luz Andrea debe algo, que se lo cobren. Y si no, se comprueba la hipótesis.

Gracias y nos leemos y escuchamos mañana en el podcast En tiempo real de Spotify y de 7:00 a 9:30 horas en el noticiario de revista En Punto, por Arroba 96. FM, 920 AM y La Poderosa 90.7 FM. Me puede seguir en Twitter como @erickbecerra1 y en facebook como