Arrrrranca la madre de todas las batallas

205

Erick Becerra

Encuestas van y encuestas vienen. Lo que la mayoría dice es: Morena está arriba dos dígitos del PAN.
La mayoría dice que Lalo Rivera está arriba dos dígitos de la preferencia electoral por Claudia Rivera.
Y en otro aspecto, como sabe usted querido lector, las encuestas no votan.
Ni los que dicen que aman a Morena irán a votar en masa, ni los que dicen amar a Lalo abarrotarán las urnas.
Así, bien podríamos decir, a un día del inicio de la campaña por la alcaldía de Puebla: Nada para nadie.
¿Qué otros elementos juegan en la elección?
Lo que decía el acertado columnista Jorge Rodríguez Corona, la estructura electoral. Que el equipo de Lalo use sus estructuras para persuadir a 250 mil ciudadanos a las urnas; y que la estructura de Claudia -íntimamente ligada a su familia y a los programas municipales- muevan a sus beneficiarios hacia las casillas.
Sí, pero además, hay otras capas de la cebolla que influyen. La intención de voto hacia Morena es casi directamente proporcional a la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador pero se ha probado que ese elemento no es igual al sufragio en la urna, pues eso depende de otros motivos. En esto he aprendido que un buen gobierno puede ayudar a su partido a ganar la elección pero un mal gobierno puede llevar a su partido a la derrota.
El voto duro en general del PRI era asistencialista, y hoy su mayoría lo tiene Morena. Pero como hay varios “Morena” (gobierno federal, estatal y los municipales) pues seguramente se moverá de diferente forma y con distinta eficacia en cada nivel.
El miedo al COVID-19. Lo hemos dicho ya: yo calculo que la votación se ubicará entre 35% y 40%, y con una tan baja votación, la lógica lleva a que gane el partido de ya saben quién.
En el caso específico del municipio de Puebla, el factor de Gabriel Biestro seguirá dando de qué hablar, pues insistirá en pelear la candidatura de Morena, aunque este lunes el IEE validará las postulaciones y sólo lo moverán las resoluciones de los tribunales federales, pues el TEEP no pide sancionar la candidatura de Claudia.
Finalmente, están los otros actores. El resto de candidatos cuya postulación intenta quitar votos a la alianza Va por Puebla. ¿De veras quitarán votos Eduardo Rivera Santamaría y Roberto Ruiz Esparza? Tengo mis dudas.