Armenta reta una vez más

310

José Antonio de la Vega Moreno

La política es pragmatismo puro, sin duda.

Uno de los principales políticos pragmáticos, es el actual senador, Alejandro Armenta Mier.

En marzo de 2016 era nombrado coordinador de campaña a la gubernatura del estado de la priista, Blanca Alcalá Ruiz.

Rápidamente cambió.

Hoy, es senador de la república por el Partido del Trabajo, partido que, por cierto, dejó de lado, para sumarse de manera pragmática –no faltaba más- a las filas de MORENA en el senado de la república y tirarse a los pies del zacatecano, Ricardo Monreal.

El duro golpe que le asestara el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación a Alejandro Armenta Mier, al revocar la designación como Magistrado del Tribunal Electoral del Estado de Puebla de Fredy Erazo Juárez, le movió nueva y de manera importante su chip para querer aspirar a la presidencia de la capital poblana.

Levanta la mano para suceder a Claudia Rivera Vivanco.

Alejandro Armenta Mier reta de nuevo al gobernador del estado, Luis Miguel Barbosa Huerta.

El senador de la república ve sus ventanas de oportunidades para poder mandar señales, mismas que le dejen margen de maniobra para negociar los espacios suficientes.

Armenta sabe que su único camino rumbo al gobierno del estado en el 2024 depende de una posición cercana a Puebla, y qué mejor que pretender administrar la capital del estado y la cuarta ciudad más importante del país, que es Puebla.

Alejandro Armenta Mier con el pragmatismo que se le caracteriza, piensa en poder llegar a pelear políticamente al gobernador la ciudad de Puebla.

Falta que lo dejen.

Ya sufrió su primera derrota en la intentona de depositar a su delfín Erazo, en el TEEP, Erazo quien no será Magistrado.

Tras su rebosante y colorido pragmatismo, Alejandro Armenta Mier, piensa que puede pelear, disputarle al gobernador la presidencia de la capital poblana.

Por qué tendría que dejarle la presidencia a alguien que en los últimos cuatro o cinco años ha traicionado sus ideales, a su partido el PRI, al PT -instituto político que lo llevó como senador de la república- y que ahora, ni se acuerda de este.

El pragmatismo de Alejandro Armenta Mier, le hace daño.

Es justo reconocer que le ha funcionado para unas cosas, pero para otras, se ha topado con pared.

Armenta y su pragmatismo nuevamente perderá o al menos que tenga en mente el famoso dicho en política: “perdiendo gano”.

Al tiempo.

***

Concluye registro para diputados federales.

Mientras la alianza compuesta por PRI-PAN-PRD asignan 6 distritos para el PRI, cinco al PAN Y 4 AL PRD, los morenistas mandan a 48 personajes, quizá más a pelear por solo seis diputaciones federales que le corresponden de las 15 que estarán en disputa el 6 de junio próximo.

MORENA tendrá que ser transparente en la designación de sus candidatos.

Para algunos las encuestas no es el escenario más democrático al interior de este instituto político.

Morena tendrá que trabajar de manera democrática para evitar se convierta en el PRD de los noventas.

No querrá que le sigan lloviendo huevos como a Mario Delgado en Colima, tras presentar a su candidata al gobierno del estado, Indira Vizcaino.

Veremos y diremos.