VIDEO: Amigos y familiares harán marcha para exigir justicia para Saúl e Ivonne

249
Compartir

Odilón Larios Nava / @odylarios

Este jueves por la tarde fueron sepultados Ivonne y Saúl, los hermanos de apellidos Flores Rey, que fueron asesinados el lunes cuando trabajaban como dependientes en un mini super de la colonia Aquiles Serdán Antorchista, en la ciudad de Puebla. Los féretros fueron llevados en un nutrido cortejo desde la casa de los dolientes hasta el Panteón Jardín Eterno Santa Cruz.
Durante las exequias, se vieron amplias muestras de cariño por los jóvenes que eran despedidos. Además de música y lágrimas, durante el sepelio se escuchó la necesidad de “JUSTICIA”. Familiares y amigos de los dos jóvenes, coincidieron en que las autoridades deben ponerse a trabajar para que no se repita nunca más una situación similar, para que ninguna familia poblana atraviese nuevamente por este dolor.
El camposanto donde descansarán eternamente está ubicado en la 11 Sur, un kilómetro antes de llegar al río Atoyac. Familiares, amigos, compañeros y profesores de escuela, se dieron cita para acompañar a Saúl e Ivonne a la que es su última morada.
Durante las palabras que familiares y amigos dieron de despedida, el profesor de la facultad de Ciencias Sociales de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Jorge Hugo Cruz Manuel, quien era maestro de Ivonne, anunció que este viernes a las 10:00 horas realizarán una marcha para exigir justicia y que se dé pronto con los responsables de este crimen. Los ahí presentes invitaron a la comunidad en general a sumarse para exigir a las autoridades que hechos como éste no vuelvan a ocurrir.
La marcha saldrá de la facultad de Derecho y Ciencias Sociales en Ciudad Universitaria y partirá hacia las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE), donde se tiene contemplado realizar un mitin para exigir a las autoridades celeridad en las investigaciones.

PIDEN ACELEREN LAS INVESTIGACIONES
Algunos vecinos de la zona se acercaron a dialogar con este diario, pidieron que las autoridades se apresuren a dar con los delincuentes, antes de que estos abandonen la ciudad, temen que éstos estén planeando “escapar como las ratas que son”.
Vecinos aseguran que los miembros de esa banda son del sur de la ciudad, de colonias cercanas. Incluso afirman que “El Gordo” – José Aldo, el delincuente que también murió – era conocido en la zona, y corroboraron que tenía antecedentes penales.