Sacerdotes abusaron sexualmente de niños en la Sierra Norte de Puebla acepta obispo

2882
Foto: El Sol de Puebla / Guillermo Mundo

El Sol de Puebla / Guillermo Mundo

Teziutlán.- José Trinidad Zapata Ortiz, obispo de la Diócesis de Papantla con sede en Teziutlán, reveló que existen tres casos de sacerdotes que han sido denunciados por abuso de menores. Lo anterior fue declarado, durante el anuncio de la implementación del Plan Estratégico del Equipo Nacional de Protección de Menores, acordado por la asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM), que busca erradicar este tipo de práctica dentro de la iglesia católica.
Cuestionado sobre el tema, el jerarca explicó que, a raíz de los tres casos denunciados, dos de los sacerdotes implicados han quedado fuera de la iglesia.
De lo anterior, enfatizó “debo reconocer que desafortunadamente, sí hemos tenido casos en la Diócesis, no estaban estas indicaciones, pero ya se nos venían dando indicaciones de como actuar en caso de abusos de menores. Yo he recibido tres denuncias, hay dos que por dispensa canoníca están fuera y hay otro que sigue su proceso”.
Zapata Ortiz añadió que la Diócesis que contempla municipios de Puebla y Veracruz, fue la primera del país en implementar la guía que el CEM estableció para la protección a menores, otorgando talleres sobre los protocolos.
Ante ello, señaló que por parte de la iglesia católica se ha buscado fortalecer los procesos, para esclarecer este tipo de situaciones, a fin de garantizar que ningún menor sea víctima de abuso sexual dentro de la iglesia, cumpliendo con los procesos canónicos y civiles contra los responsables, además de otorgar ayuda las víctimas, promoviendo a su vez, la cultura de la denuncia y de la actuación con responsabilidad institucional.
Aunque no detalló los lugares de donde ocurrieron estos actos o la identidad de quienes los cometieron, enfatizó en la importancia de la denuncia, subrayando que “cada vez que un clérigo o miembro de un instituto de vida consagrada o sociedad de vida apostólica, tenga motivos fundados para creer que se ha cometido alguno de los hechos mencionados, tiene la obligación de informar del mismo”, ratificando total discreción, a modo de que se garantice seguridad, integridad y confidencialidad.
En este sentido y en el caso de alguna denuncia, el jerarca católico pidió acercarse a los integrantes de la curia diocesana para dar a conocer los hechos, mismos que serán los encargados de elaborar un informe de acuerdo con los protocolos que marca el Plan Estratégico de Protección a Menores, mismo que será enviado a la Santa Sede, como al metropolitano de la provincia eclesiástica, en la que está domiciliada la persona señalada.
De acuerdo a lo señalado por el obispo de esta sede episcopal, es encomienda del papa Francisco, denunciar este tipo de hechos, rumbo a la construcción de una iglesia confiable y segura para los menores, pero también con vínculos institucionales, sólidos y eficaces con las instituciones de procuración e impartición de justicia, para evitar la revictimización y estigmatización de quienes han sufrido este tipo de delitos.

Fuente: El Sol de Puebla