RESUMEN Y GOLES: Monterrey golea 4 – 0 a Lobos BUAP

539

Medio Tiempo

Caminando y jugando a medio gas, los Rayados tuvieron una cacería de Lobos tranquila en el bosque de la Pastora, acorralando a los licántropos en su guarida del Gigante de Acero, para golearlos 4-0 y recuperar la cima de la tabla al llegar a 14 puntos.
El VAR apareció en el encuentro al 20’ cuando se anuló un gol a Rodolfo Pizarro por un fuera de lugar inexistente, cuando Dorlan Pabón cobró un servicio de castigo por izquierda que fue peinada en el área por Stefan Medina, para que llegara el ‘20’ albiazul a segundo poste, pero Eduardo Galván fue notificado que se encontraba en línea para que se diera el 1-0 en favor de la Pandilla.
Antonio Rodríguez intervino para evitar un gol de Funes Mori al 24’, cuando el argentino intentó fusilarlo en el área y logró desviar a tiro de esquina, pero en la siguiente jugada Maxi Meza ejecutó el cobro y la pelota picó en la cancha sin que nadie la tocara para después meterse al arco y convertirse en el 2-0, así como en el primer gol olímpico en la historia del Gigante de Acero.
Lobos lucía como un inofensivo cachorro en el terreno de juego, asustado y desubicado, mientras que el Monterrey seguía buscando un tercer gol que liquidara el encuentro desde la primera parte, pero al 37’ Funes Mori sacó un remate que pegó en la base del poste izquierdo.
Antes de terminar los primeros 45 minutos, apareció de nuevo Rodríguez para rechazar un tiro libre cobrado por Pabón al 40’ y al 42’ Aldo Cruz sacó de la línea de gol un remate en el área de Pizarro.
El complemento siguió el mismo libreto de la primera mitad, Rayados siguió insistiendo en incrementar la ventaja, pero se topó una y otra vez con un inspirado Antonio Rodríguez, quien al 54’ sacó un tiro libre de Meza que llevaba etiqueta de gol.
Miguel Layún se presentó con el Monterrey al lesionarse Stefan Medina y el lateral fue recibido en medio de una gran ovación por los seguidores, mientras que la maquinaria albiazul seguía haciendo pedazos a Lobos BUAP.
Con un par de penales provocados por el constante asedio del Monterrey, cobrados por Nicolás Sánchez y Funes Mori al 78’ y 84’ respectivamente, el equipo de Diego Alonso se puso 4-0 a medio gas, e incluso los licántropos se salvaron de un tercer penal que no se sancionó sobre Rodolfo Pizarro.
Fuente: Medio Tiempo