Regidores piden garantizar seguridad ante toque de queda en Canoa y La Resurrección

115
Compartir

Dulce Gómez / @dulcgomez

Regidores de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) externaron su preocupación a las declaraciones de los presidentes auxiliares de San Miguel Canoa y La Resurrección quienes el miércoles pasado denunciaron que ambas demarcaciones se han convertido en un tiradero de cuerpos e incluso al grado de llegar al toque de queda.
Por esta razón, llamaron a la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, y a la titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), María de Lourdes Rosales Martínez, a trabajar en el tema y redoblar la vigilancia en ambas juntas auxiliares.
“Este tema es alarmante y preocupante por lo que pedimos a la alcaldesa de Puebla y a la secretaria de Seguridad Pública en el municipio tomar cartas en el asunto y presentar planes y acciones concretas en materia de seguridad, a través de las cuales se les garantice seguridad a todos y toda la ciudadanía”, señaló el regidor morenista, Edson Cortés Contreras, junto con Roberto Eli Esponda Islas y Martha Ornelas Guerrero.
En este tenor, el propio integrante del Cuerpo Edilicio reprobó que la gente haga justicia por cuenta propia y dejó en claro que son las autoridades municipales de Puebla las que deberán responder a las demandas de la población en todos los rubros, particularmente en el tema de seguridad.
“Por lo anterior, pedimos en caso de ser necesario hacer cambios en el gabinete en el área de la SSPTM y que estos se hagan a la brevedad posible porque es claro que la incidencia delictiva se ha disparado y se requieren medidas concretas y la unión de esfuerzos entre los diferentes niveles de gobierno. Cabe mencionar que de acuerdo con datos publicados por el INEGI, la capital de Puebla se integró al top de las cinco ciudades con mayor percepción de inseguridad” expuso.
El miércoles pasado, Abraham Alejandro Pérez, edil de La Resurrección, compartió que en repetidas ocasiones ha solicitado más seguridad al municipio, empero la contestación ha sido que no hay patrullas.
Además, denunció que La Resurrección y Canoa se han convertido en un tiradero de cuerpos por parte del crimen organizado.