Premian a investigador de la BUAP por su trabajo sobre la diabetes tipo 2

885
Compartir

Redacción

Por la ausencia de síntomas en su etapa inicial, la diabetes tipo 2 es calificada como una enfermedad silenciosa. En 2015, la Secretaría de Salud reportó que en promedio 8 por ciento de la población mexicana presentó este trastorno, el cual aumenta en forma considerable. Cada año se registran más de 400 mil casos nuevos. De no tratarse a tiempo, ocasiona otros problemas: infartos, ceguera e insuficiencia renal. Además, por las complicaciones asociadas, representa un alto impacto económico para el sector salud.
De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, desde el 2000 la diabetes mellitus en México es la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda entre los hombres. En 2010 causó cerca de 83 mil fallecimientos en el país. No tiene cura, pero sí es controlable.
Para contribuir a su detección temprana y tratamiento oportuno, investigadores del Cuerpo Académico Medicina Interna, de la Facultad de Medicina de la BUAP, entre ellos Ricardo Pérez Fuentes, estudiaron antropométrica, clínica y metabólicamente a familiares en primer grado de pacientes diabéticos. Con este trabajo identificaron un conjunto de parámetros y marcadores más precisos que los tradicionalmente considerados en el desarrollo de la enfermedad, como sobrepeso y obesidad, los cuales podrían asociarse pero no participan activamente en sus procesos fisiopatológicos. “El paciente puede presentar la enfermedad sin tener mucho peso o tener mucho peso y no presentar la enfermedad”, aclaró el académico.
Además de los antecedentes familiares que contribuyen a la incidencia de este padecimiento en un 25 por ciento, la herencia cultural tiene un papel importante en su desarrollo, como el hábito de consumir refresco en la comida y tener lapsos prolongados de ayuno, precisó el científico.
Por su trayectoria como investigador y sus estudios sobre el control metabólico del paciente diabético, Ricardo Pérez Fuentes fue recientemente galardonado con la Presea Estatal de Ciencia y Tecnología “Luis Rivera Terrazas” 2018, en la modalidad Ciencia Básica.