PERFIL: Alegre, optimista y con gran conciencia social, así recuerdan a Ingrid Aremis

1569
Compartir

Melanie Isahmar Torres Melo

Ingrid Aremis Guevara Aguirre, originaria de Xalapa, Veracruz, era una joven alegre, optimista y con gran conciencia social, razón por la que estudiaba la Licenciatura en Psicología en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Según describen sus amigos, a Ingrid le motivaba conscientizar a la sociedad, sobre todo en temas de género, y siempre  se preocupaba por ayudar a los demás.

“Romantizabas el hecho de querer una sociedad próspera y racional” recuerda uno de sus amigos al despedirse en redes sociales de la joven de 21 años, que este fin de semana perdió la vida presuntamente a manos de su ex pareja.

Ingrid fue hallada muerta en su domicilio en San Andrés Cholula, y en un inicio las autoridades habían reportado que la causa había sido una bronco aspiración, sin embargo, la necrocirugía reveló que la joven fue asesinada mediante asfixia mecánica, y el principal sospechoso es su ex novio, de 35 años de edad.

La joven estaba cerca de culminar sus estudios, le gustaba bailar, era aficionada de los Lobos BUAP y amaba viajar, conocer lugares nuevos.

Ingrid prefería enfocarse en sus metas y tratar de ser cada vez una mejor persona en vez de guardar rencor en contra de aquellos que le hicieron daño, según escribía la joven en sus redes sociales apenas el 11 de mayo.

Amigos, conocidos y el propio rector de la BUAP condenaron el asesinato de la estudiante, sobre todo porque en un inicio hubo una grave falta de vericidad al tratar el caso, e hicieron un llamado a las autoridades a esclarecer los hechos, pero sobre todo, a hacer justicia.

El próximo 16 de mayo, los estudiantes de la BUAP realizarán un homenaje en memoria de Ingrid, el cual se desarrollará en el gimnasio de la Facultad de Psicología, a la 1 de la tarde.

Los jóvenes convocaron a llevar una veladora, algún mensaje, recuerdo o flor en memoria de la joven, para posteriormente entregarlo a su familia en señal de la solidaridad de la comunidad BUAP.