Meten presión al IEE y a su debate

441
Compartir

Forma es Fondo

Agustín Hernández

La cancelación del debate entre los candidatos al Gobierno del Estado programado este lunes 14 de mayo en el Auditorio Ignacio Ellacuría SJ., de la IBERO Puebla, sólo mete presión a los consejeros del Instituto Electoral del Estado, porque crecen las expectativas del debate que organizará el organismo electoral y que será el único que se realice en el actual proceso.

El Consorcio Universitario de Puebla, el Consejo Coordinador Empresarial y el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia pusieron su esfuerzo para desarrollar el evento denominado  “Encuentro con Candidatos 2018”, Desafíos y Compromisos, pero la falta de voluntad de los candidatos, simplemente impidieron este evento.

Por ello, los ojos desde este momento se pondrán en el Instituto Electoral del Estado, todos buscarán que el debate que marca la ley y único a realizarse entre los candidatos al gobierno del estado, cumpla con las expectativas de todos y que realmente exista una verdadera confrontación de proyectos, para que los poblanos puedan definir su voto el próximo 1 de julio.

Cabe recordar que el debate de hace dos años  tuvo una duración  de  una hora 41 minutos, tiempo en que se abordaron los temas de sociedad, economía, y gobierno; además de su presentación y un mensaje de conclusión, en este ocasión un tema que no puede pasar de largo es Seguridad.

Hace dos años en la presentación de los candidatos se llevaron diez minutos; en la exposición de propuestas de los 3 temas fueron 45 minutos; 30 minutos para réplica y contrarréplica y 10 minutos de cierre; además de los tiempos que utilizará el moderador.

Veremos si en la próxima semana los consejeros encabezados por el presidente Jacinto Herrera Serrallonga, cumplen con las expectativas que se han generado por este encuentro, debido a que el de hace dos años, muy pocos recuerdan este ejercicio.

Otra precisión que han recibido es el formato que se ha utilizado a nivel nacional con los candidatos presidenciables, si bien son perfectibles, han permitido conocer y contrastar las propuestas de aquellos que buscan llegar a los Pinos.

La tarea en el IEE no está nada fácil, y es que esta en el papel del cohetero: “que si queda bien le chiflan, y si queda mal, le chiflan”, pues muchos son los intereses en juego, pero el organismo electoral debe velar por que los poblanos cuenten con mayores argumentos para un voto razonado.