La sombra de la anulación se apodera de Puebla y Barbosa se fortalece

324
Compartir

Carlos Gómez / @gomezcarlos79
El estado de ánimo entre los dos principales grupos políticos de la entidad empieza a unificarse en el sentido de que se anulará la elección y habrá comicios extraordinarios para elegir al próximo gobernador.
Los morenovallistas no lo dicen pero se les nota.
Los morenistas y en particular los hombres y mujeres más cercanos a Miguel Barbosa ya dan por hecho que se anularán las elecciones y que no habrá cambio del candidato a la gubernatura.
Entre los morenovallistas la gran duda es saber si repetiría Marta Erika Alonso como candidata de la coalición Por Puebla al Frente ante un escenario tan complicado en el 2019.
Se preguntan si valdría la pena exponer a Martha Erika Alonso bajo las siguientes circunstancias:
1.- La elección extraordinaria sería organizada por el Instituto Nacional Electoral (INE) y no el Instituto Electoral del Estado –cuya destitución de los consejeros estaría incluida-.
2.- El gobernador o gobernadora interina no sería morenovallista. Podría ser José Juan Espinosa o Gabriel Biestro.
3.- Los principales municipios –Puebla, Tehuacán, San Andrés Cholula, San Pedro Cholula, Cuautlancingo, Tecamachalco, en otros-, están en las manos de Morena.
4.- El Congreso del Estado es dominado por Morena y ya tienen acotado a David Villanueva, titular de la Auditoría Superior del Estado, y con eso se terminó el garrote político del morenovallismo.
5.- Andrés Manuel López Obrador sería el principal rival de Martha Erika Alonso porque no la quiere como gobernadora de Puebla.
6.- Las delegaciones federales y los programas del Gobierno de México estarán bajo el control de Rodrigo Abdala.
Todas esas circunstancias se tendrán que poner sobre la mesa para hacer un profundo análisis para determinar si hay probabilidades de triunfo de Martha Erika Alonso en una elección extraordinaria.
La mesa está puesta a favor de Miguel Barbosa.
El morenovallismo está acorralado.
** ** **
gomezcarlos79@gmail.com