Hallan muerto a sacerdote plagiado en Morelos y lo reclama ¿su hija?

6206
Compartir

MSN/Excelsior
Luego de 20 días de haber permanecido privado de su libertad, el cuerpo del presbítero Moisés Fabila Reyes fue localizado el pasado domingo en un terreno baldío de la colonia Loma Sur del municipio de Emiliano Zapata, Morelos, pero fue hasta ayer que el cadáver fue reconocido por la hija del párroco.

De acuerdo a un comunicado emitido por las autoridades eclesiásticas, el presbítero estuvo casado y tuvo familia, pero tras la muerte de su esposa decidió entregarse al servicio religioso, por lo que fue asignado a la Basílica de Guadalupe.

En tanto, la Fiscalía de Morelos confirmó que el cuerpo del sacerdote fue reclamado en el Servicio Médico Forense por su hija, a quien incluso se le hizo la entrevista que marca la normatividad, la cual no tiene fines de investigación sino únicamente el interés de recuperar los restos y establecer el vínculo familiar.

Suman tres sacerdotes muertos en abril a pesar de protocolo de seguridad

El cuerpo de Moisés Fabila Reyes, sacerdote de la Basílica de Guadalupe, fue localizado por vecinos de en una colonia con alto índice delictivo en Morelos el pasado domingo.

“Sí, pues sí, es muy común, porque puras casas baldías, terrenos baldíos, pues, y nomás construyen las casas y no vienen a vivir ahí dejan todo. ¿Es muy común qué, perdón? – Que tiren cuerpos por acá, porque es puro terreno baldío”, dijo una vecina del lugar que pidió el anonimato por motivos de seguridad.

En esta colonia es muy común que se registren balaceras, asesinatos o bien que aparezcan cadáveres en sus calles vacías, los vecinos prefieren no asomarse en caso de que escuchen movimientos extraños durante la noche.

“No está muy segura que digamos (la colonia) segura, segura, no estamos, porque toda la colonia no sé qué tiene, nadie dice nada, cuando vienen a tirar a alguien no dicen nada, aunque uno ve, cierra los ojos, que no vieron”, agregó.

Por el momento la Fiscalía de Morelos insiste en señalar que no hay denuncia respecto a un posible secuestro, pero son las autoridades federales quienes se hacen cargo de la investigación.

Por su parte, el Vicario de la Diócesis de Cuernavaca Luis Millán, lamentó los hechos y dijo estar consternado, pero reconoció que la hija no acudió con ellos a solicitar ayuda y que fueron directamente con la Fiscalía, pero aseguró que el párroco se encontraba en Morelos de descanso luego de la actividad de Semana Santa.

Fuente: MSN con información de Excelsior