Familia se queda sin casa y casi sin hija por conflicto con ex dueño en San Aparicio (Fotos)

10786
Compartir
Fotos: Puebla Roja

Odilón Larios Nava / @ContrastesP

Una familia se quedó literalmente sin casa en la junta auxiliar San Aparicio, ello cuando el jueves por la tarde el hombre que les vendió el terreno en el 2007, llegó con maquinaria y derribó la casa. El sujeto y la gente que contrató solo pararon cuando escucharon los gritos de terror de una niña de 11 años que estaba en el interior de la casa. Es entonces cuando el responsable y sus secuaces decidieron retirarse.

Los dueños de la casa indicaron que la mayoría de los que ahí habitan salieron a trabajar. La niña de 11 años se quedó sola con su tía. Pero poco antes de las 12:00 horas esa mujer salió a comprar jabón a la tienda.

Fue en ese momento cuando un nombre llamado Cornelio, llegó con la maquinaria, y aparentemente, al pensar que no había nadie en la casa ubicada a orilla de la barranca ubicada cerca de la calle 3 de Enero de Melchor Ocampo, comenzó a derribarla.

La niña de once años comenzó a gritar por el terror de poder quedar sepultada entre los muros y el techo de la casa. Al parecer eso fue lo que hizo que Cornelio se detuviera y se retirara. Los propietarios de la casa indicaron que hubo muchos testigos, e incluso el jefe de familia pudo llegar y ver cuando el hombre se retiraba.

Los afectados indicaron que el problema se remonta a hace unos años. Precisaron que, en el 2007, Cornelio les vendió un pequeño terreno – un pedacito – que lindaba con una barranca. Llegaron al acuerdo de realizar la compra-venta por 50 mil pesos. Los compradores después acudieron a la junta auxiliar de San Sebastián de Aparicio, en donde las autoridades les otorgaron documentos que los reconocen como los propietarios y moradores del lugar.

Indicaron que hasta ahí todo estaba correcto, sin novedad. Con el tiempo ellos fueron rellenando parte de la barranca –zona federal –, hasta dejar un suelo “parejo”, plano. Así es como consiguieron agrandar el terrenito inicial, el cual les permitió construir una casa un poco más grande.

Fue en ese momento cuando Cornelio les comenzó a causar problemas, porque quería más dinero por el terreno que vendió. “Todavía le dimos un poco, pero es un hombre muy ambicioso y quiere más y más” indicó uno de los afectados.

Aseguran que como ya no estuvieron dispuestos a darle más dinero, Cornelia comenzó a enviarles gente que los amedrentara en el día y por la noche. También aseguran que han sufrido robos en diversas ocasiones y ellos presumen que puede ser él quien está detrás de esas otras agresiones.

Aseguran que el año pasado llevó gente a agredirlos, en aquella ocasión fueron a denunciar los hechos como amenazas a la Fiscalía General del Estado, eso tranquilizó la situación por un tiempo. Hasta que hace algunas semanas volvieron las agresiones.

El punto llegó a ser inaceptable el día jueves, cuando Cornelio, causó daños severos a la casa y pudo matar a la niña de once años que estaba en su interior.

Los moradores estuvieron muy molestos, pues indicaron que hubo muchas llamadas a la presidencia auxiliar para solicitar ayuda, pero nunca llegaron, las autoridades auxiliares se lavaron las manos. Es por ello que solicitan la pronta intervención de las autoridades para que sancionen penalmente al presunto responsable y que repare los daños causados, así mismo que se comprometa a dejar en paz a la familia.