Especial: En una década aumentó el número de jóvenes asesinados en 193.5%

1165
Compartir
Caso emblemático. En la Ciudad de México, 13 jóvenes que se encontraban en el bar Heaven de la Zona Rosa fueron privados de la libertad por el crimen organizado el 26 de mayo de 2013. Foto: David Solís/Archivo

Excelsior
El número de jóvenes asesinados de entre 15 y 24 años aumentó 193.5% en 2016, en comparación con el registrado 10 años antes, en 2007, de acuerdo con datos del Inegi.

La cifra de víctimas registradas en los Ministerios Públicos de los 32 estados fue de mil 785 en 2007, mientras que en 2016 ascendió a cinco mil 240, señala el índice de mortalidad del organismo.

De 2007 a 2016, 46 mil 754 jóvenes fueron asesinados, principalmente con armas punzocortantes o de fuego, por golpes, ahogados o quemados, entre otras modalidades. De ese total, 41 mil 296 eran hombres, cinco mil 445 mujeres y en 13 casos se desconoce el sexo.

Los cinco años en los que hubo más homicidios contra este sector de la población fueron 2011 con seis mil 345; 2012 con seis mil 283; 2010, seis mil 46; 2016, cinco mil 242 y 2013 con cinco mil 105.

Los estados donde se cometieron más estos crímenes en el lapso señalado son Chihuahua, Edomex, Guerrero, Ciudad de México y Sinaloa.

Entre los casos más sonados de la década referida están el homicidio de 18 personas en un centro de rehabilitación de Ciudad Juárez y el secuestro y posterior asesinato de 13 jóvenes que acudieron al bar Heaven de la CDMX.

INEGI: AUMENTA 193% ASESINATO DE JÓVENES
Durante la última década aumentaron 193.5% los asesinatos contra jóvenes de entre 15 y 24 años, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El índice de mortalidad del instituto indica que el número de víctimas registradas en ministerios públicos de las 32 entidades federativas pasó de mil 785 en 2007 a 5 mil 240 en 2016.

De acuerdo con la información, durante este periodo (2007-2016) 46 mil 754 jóvenes fueron asesinados de forma violenta, principalmente con armas punzocortantes, de fuego, golpes, ahogados y quemados, entre otras causas.

De ellos, 41 mil 296 eran hombres; 5 mil 445 mujeres, mientras que en 13 casos se desconoce el sexo de la víctima. Los años donde más homicidios se registraron son: 2011, 6 mil 345; seguido de 2012, 6 mil 283; 2010, 6 mil 46; 2016, 5 mil 242; y 2013, 5 mil 105.

Las entidades donde se han cometido más crímenes durante ese periodo son: Chihuahua, 13 mil 552; Estado de México, 10 mil 957; Guerrero, 8 mil 628; Ciudad de México, 4 mil 868, y Sinaloa, 4 mil 696.

Entre los casos que se han registrado en los últimos años figura el asesinato de jóvenes que se encontraban en centros de rehabilitación en diferentes entidades del país. Uno de ellos es el homicidio de 18 personas por la incursión de un grupo de sicarios al centro de rehabilitación para adictos Aliviane, ubicado en Ciudad Juárez, Chihuahua, en septiembre de 2009.

En junio de 2010, hombres armados ingresaron al lugar conocido como Grupo Fuerza para Vivir, el cual se ubica en Gómez Palacio, Durango, y mataron a nueve internos. En octubre de 2010, 15 jóvenes fueron privados de la vida, cuando un comando armado disparó en el autolavado Gamboa, ubicado en Tepic, Nayarit. En junio de 2012, en el ejido La Unión, en Torreón, Coahuila, fueron asesinados 11 jóvenes.

Otro de los casos es el asesinato de dos jóvenes del Tecnológico de Monterrey, los cuales perdieron la vida durante el fuego cruzado entre sicarios y soldados cuando se encontraban en las instalaciones.

El 26 de mayo de 2013, 13 jóvenes que estaban de fiesta en el bar Heaven de la Zona Rosa, Ciudad de México, fueron privados de la libertad por el crimen organizado. Tres meses después, el 23 de agosto, sus cuerpos fueron encontrados en una fosa clandestina en el municipio de Tlalmanalco, Estado de México.

Uno de los casos más recientes es el homicidio de tres estudiantes de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) el pasado 4 de abril en Cuautepec, en la delegación Gustavo A. Madero.

El más reciente es el hallazgo de tres alumnos de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV), quienes fueron privados de la libertad el 19 de marzo, y disueltos en ácido por el crimen organizado.

FALTA DE POLÍTICAS PÚBLICAS ES EL ORIGEN DE HOMICIDIOS, DICE EXPERTO
Especialistas en temas de seguridad y antropología mencionaron que el aumento de los asesinatos de jóvenes durante los últimos años se origina por la falta de políticas públicas y desarrollo del Estado.

Los especialistas explicaron que el incremento de los homicidios entre personas de entre 15 y 24 años tiene dos factores fundamentales: la guerra contra el narcotráfico y la capacidad del crimen organizado para atraer a los jóvenes.

“No tiene nada de anómalo o fuera de las líneas o patrones en todos lados, lo que sí es la cantidad, porque se han incrementado esos homicidios. Una de las razones por que los jóvenes son más susceptibles de morir es porque están en una etapa de transición donde su madurez no se ha completado. Este aumento se ha presentado en el contexto de la guerra contra las drogas, una guerra que presenta una mala política del Estado, porque se ha incrementado la violencia”, indicó Elena Azaola Garrido, profesora investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS).

El Estado debe atender a los jóvenes que se van por el camino de la violencia, de la delincuencia. Los jóvenes necesitan espacios de recreación, e incluso políticas de reinserción para los que hayan cometido algún delito. El Estado está dejando a los jóvenes en manos de la delincuencia”, dijo Gerardo Rodríguez Sánchez Lara, coordinador académico del Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP).

“Uno de los principales factores que originan los homicidios de los jóvenes, es la presencia de armas, el tema de educación, violencia intrafamiliar, cuestiones de género. La delincuencia organizada tiene un foco de atención de entre 15 a 25 ”, considera Gerardo Rodríguez.

Fuente: Excelsior