Esotéricos siembran el terror en Neza… sacrificaban animales y los vendían para comer

1616
Compartir
Habitantes de la comunidad afirman que desde temprano la gente se formaba para realizar rituales.

Excelsior

NEZAHUALCÓYOTL, Méx.- En la calle de Glorieta de Petróleos, en la colonia Vicente Villada, los vecinos percibían un olor fétido en el local en donde tres santeros brindaban servicio a decenas de personas que aseguran que llegaban a formarse incluso desde la madrugada.

La mayoría sabía que ahí se sacrificaban animales, como gallinas y cabras, las cuales creen que utilizaban para venderlas también como comida.

“Tenían gallinas, mataban corderos; teníamos entendido que al lado pusieron un puesto de comida y la gente dejó de comprar porque empezaron a ver que mataban animales. Supuestamente, decían que la misma comida era de los animales que mataban”, apuntaron.

Los vecinos comentan que los santeros habían estado meses antes en la avenida Carmelo Pérez, en el mismo municipio, de donde tuvieron que salir porque los vecinos de esa zona los corrieron por el mismo motivo.

“Era una peste horrible, olía fatal, pasabas y había moscas, gusanos en los pisos, en las paredes; era una cosa terrible”, añadió un vecino.

Habitantes de la comunidad aseguran que en el predio, que hoy cuenta con sellos de la Fiscalía, se hacían rituales.

“Se veían unas personas tranquilas, regularmente siempre desde las cinco de la mañana ya tenían gente esperando, y cerraban algo tarde, como a las 12, porque de hecho se quedaban ahí a hacer rituales, a danzar, a hacer amarres; regularmente, siempre había jóvenes y señoras”, contaron vecinos a Excélsior.

Afirman que eran tres hombres de entre 30 y 45 años los que atendían, pero no a cualquiera, pues ellos elegían a quién prestar servicios.

Hasta este lugar, el pasado viernes, las autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México arribaron por una denuncia de habitantes de la localidad; al efectuar un cateo, encontraron cráneos y restos que ahora se estar investigando si son humanos o animales, y su procedencia,

En la zona existe consternación, pues mientras se determine el origen de los restos, existe el rumor de que fueron comprados al Monstruo de Ecatepec.

Fuente: Excelsior