Eres una fichita y un defraudador fiscal dice Barbosa a Cárdenas en el debate

1179
FOTO: Melanie Isahmar Torres Melo

Jesús Lemus/@chucho_lemus1

La contienda por la gubernatura del estado de Puebla que se elegirá en junio, derivó que el debate entre los 3 candidatos se caracterizara por algunas pifias, pero sobre todo por la confrontación del candidato común del PAN, PRD, MC, Enrique Cárdenas Sánchez hacia el abanderado de Juntos Haremos Historia, Miguel Barbosa Huerta.

El debate organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) tuvo los ejes: Empleo y Desarrollo Social; Atención a Comunidades Indígenas y Migración, además de Seguridad, Federalismo y Derecho.

En el primer rubro, los 3 candidatos al gobierno, destacaron sus propuestas en empleo y desarrollo regional. Enrique Cárdenas primero se presentó como candidato “ciudadano” y no citó a los partidos que lo cobijan; es decir, PAN, PRD y MC, además de enfatizar que la elección se realiza entre dos, que por eso convocó a los priistas a sumarse en favor de su proyecto de trabajo

Defendió sus propuestas como infraestructura más ambiciosa en Puebla, incentivos para empresarios y más empleos, pero segundos más tarde atacó a su adversario Miguel Barbosa Huerta, a quien calificó de mentiroso por no aclarar su fortuna, además de señalar que no está preparado para gobernar Puebla y tampoco es una persona de fiar.

Llegó la respuesta del candidato de Morena, PT y PVEM, Miguel Barbosa Huerta, quien dijo que Cárdenas Sánchez, es una “fichita” porque defraudó al Sistema de Administración Tributaria (SAT) y el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), también lo calificó de perdedor porque se queda con el dinero de la campaña.

Para finalizar el bloque, el candidato del PRI a la gubernatura de Puebla, Alberto Jiménez Merino, condenó la confrontación entre sus adversarios políticos y convocó a “cancelar los odios y eliminar los rencores”, además de resaltar que esta elección no es de 2, sino de 3 y en junio próximo se verá quién ganará de manera honesta la gubernatura de Puebla.

El bloque de Atención a Comunidades Indígenas y Migración, también se caracterizó por los ataques entre los principales contendientes a la gubernatura de Puebla. Enrique Cárdenas Sánchez se opuso a la Secretaría Indígena, al argumentar que es más burocracia en Puebla, por el contrario planteó que este sector tenga representación en el Congreso del Estado de Puebla.

Por su parte, el candidato de Juntos Haremos Historia, Miguel Barbosa Huerta, se pronunció por crear el Instituto Indígena que operará en Casa Puebla, mientras que el abanderado del PRI, Alberto Jiménez Merino, prometió abogados que entiendan el dialecto de indígenas señalados de cometer delitos, además de estar en jaque con el rubro, pues una de las preguntas fue si retomaría el programa “Beca un Niño Indígena” impulsado por la ex gobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo y solo dijo que “lo revisaría”.

Tras estas posturas, Enrique Cárdenas Sánchez confrontó a Miguel Barbosa Huerta, a quien señaló de querer ganar la gubernatura para convertir a Puebla “en su botín de ambición desmedida” e incrementar su fortuna que sigue sin explicar, por eso debe evitarse que el estado se convierta en “su chequera” directa.

Sin embargo, Miguel Barbosa Huerta, no calló y reviró a su adversario del PAN, PRD y MC, a quien calificó de sentido por no ser el año pasado el abanderado de Morena, además de calificarlo de manera sarcástica de un “candidato fifi”.

En el último rubro de Seguridad, Federalismo y Derecho, Enrique Cárdenas Sánchez propuso que más mujeres encabecen los ministerios públicos, planteó que Antonio Polo Oteyza, especialista en materia de seguridad, sea su posible titular de Seguridad Pública.

Miguel Barbosa Huerta señaló que la Alerta de Género en 50 municipios no será efectiva sin la creación de la Fiscalía para la Atención de Delitos de Violencia de Género, que será representada por una mujer.

Alberto Jiménez Merino propuso cadena perpetua contra violadores y feminicidas, dejando en claro que si la propuesta no prospera, buscará otras maneras para que las sanciones sean más severas.

Pero como era de esperarse, otra vez los candidatos se enfrascaron en acusaciones mutuas y fue Jiménez Merino quien lanzó el primer ataque, al referir que la inseguridad en Puebla tiene cómplices e inmediatamente sacó una fotografía de Miguel Barbosa Huerta saludo al ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas.

Pero Miguel Barbosa Huerta no se quedó atrás y dijo que Jiménez Merino, es un candidato derrotado, quien debería informar a las autoridades donde se esconde el ex gobernador Mario Marín Torres, acusado del delito de tortura.

La euforia del debate creció cuando Cárdenas Sánchez retó en varias ocasiones a Miguel Barbosa Huerta con el asunto de su casa en Coyoacán; pidió que renunciara a la nominación en caso de demostrar a más tardar el martes que el inmueble vale más de 10 millones de pesos.

Sin embargo Barbosa Huerta señaló que no tenía nada que demostrar y que su estilo de vida es sencilla, señaló que en lugar de recibir retos, Cárdenas Sánchez debería de explicar “como chintroles” le hizo para comprar un inmueble que alberga un hotel ubicado en Cholula a bajo costo.