El Gordo había sido detenido en 2016 y 2017… lo dejaron libre y mató a los hermanos

2049
Compartir

Carlos Gómez / @gomezcarlos79
José Álvaro o José Alberto, alias El Gordo, estuvo preso en el 2016 y 2017 por los delitos de daño en propiedad ajena, robo, tentativa de homicidio, delitos contra la salud y portación de arma de fuego.
Pese a contar con este enorme historial delictivo jueces penales de Puebla lo dejaron libre –aunque estaba sujeto a proceso- en dos ocasiones y el pasado lunes por la noche asesinó a los hermanos Saúl e Ivonne Flores Rey.
¿Qué jueces dejaron libre a este peligroso delincuente?
El brutal asalto que costó la vida a la estudiante de la BUAP y su hermano quedó registrado en video y despertó la indignación de la sociedad poblana.
Pero hay más de fondo.
Es un hecho que el Sistema de Justicia de Penal de Puebla es obsoleto y sólo beneficia a los delincuentes y les permite estar en las calles.
El Gordo era un recurrente asaltante y ya había herido de muerte a otras víctimas y pese a que fue detenido en dos ocasiones desde el Tribunal Superior de Justicia lo dejaron en libertad.
Todo esta información la presentamos este día en Puebla Roja sobre los antecedentes penales que tenía este asesino que murió el martes por las heridas que sufrió en el violento asalto a la tienda de la colonia Aquiles Serdán Antorchista.
Aquí parte del revelador trabajo del periodista, Odilón Larios Nava:
“De acuerdo con fuentes cercanas a esta casa editorial, José Álvaro R. H., de 25 años, apodado “El Gordo”, el ladrón que mató a los dos hermanos durante un asalto el pasado lunes, contaba con antecedentes penales. Fue detenido en el 2016 y en el 2017, por lo que actualmente estaba sujeto a proceso y acudía a firmar periódicamente ante las autoridades judiciales. Lo cual, de acuerdo con las fuentes, pone en entredicho las leyes actuales y el actuar de los Jueces que no sancionan con severidad.
De acuerdo con los datos obtenidos por este diario, José Álvaro, contaba con detenciones en su haber, por los delitos de daño en propiedad ajena, robo, tentativa de homicidio, delitos contra la salud y portación de arma de fuego.
Para las personas con las que dialogó este diario, el hecho de que este delincuente estuviera gozando de libertad pese a haber sido detenido en al menos dos ocasiones por los delitos antes mencionados, evidencia un probable falló por parte de los Jueces, e incluso de los legisladores – federales y locales – los cuales deben endurecer las sanciones para evitar que estos delincuentes anden en las calles y sigan delinquiendo.
“Si este delincuente ya había sido detenido en varias ocasiones, no se le debió haber permitido gozar de su libertad. Eso solo manifiesta que los jueces no conocen de psicología criminal, es decir cómo se comporta un delincuente y porqué delinque este. Hace falta que los jueces estén más preparados en esas materias para que puedan aplicar penas más severas, las cuales incluso están contempladas en el Sistema de Justica actual” dijo una de las fuentes consultadas”.
Hasta aquí la cita.
Es momento de ir al fondo del problema y cambiar de una vez por todas el Sistema de Justicia Penal para evitar que más asesinos sigan por las calles de Puebla.
¿O cuántas muertes más se necesitan cambiar el Sistema de Justicia Penal?
** ** **
gomezcarlos79@gmail.com