El fallo del TEE no asegura nada a nadie

358
Compartir

Carlos Gómez / @gomezcarlos79
El fallo que se dicte este día en el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) no marcará el rumbo definitivo de la elección a la gubernatura poblana y no define nada de fondo para Martha Erika Alonso y Miguel Barbosa.
Se espera que los magistrados electorales convaliden el resultado de la elección del pasado 1 de julio que favoreció a Martha Erika Alonso.
Será una victoria moral y legal más a favor de la candidata del PAN, pero no la definitiva.
Este día probablemente se sume un triunfo más de Martha Erika Alonso, como ocurrió en el conteo rápido que hizo el INE, el PREP, el conteo de votos del Instituto Electoral del Estado y el conteo voto por voto del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).
Y pese a la lista de victorias legales ante el IEE, INE, TEPJF y la misma FEPADE y muy probablemente el TEEP, Martha Erika Alonso deberá esperar un último fallo.
Será la Sala Superior del TEPJF en donde Miguel Barbosa se juegue su última carta para tratar de demostrar que hubo fraude electoral en las votaciones del pasado 1 de julio.
El equipo de Martha Erika Alonso está confiado en que su victoria sea confirmada por autoridades electorales locales y federales.
Es más, no se pudo demostrar la existencia de un laboratorio electoral como lo denunció Morena y lo que provocó actos violentos en un hotel de la capital.
Por su parte, el equipo de Miguel Barbosa confía en que la violencia electoral y la actuación del IEE, TEE y del propio Gobierno del Estado en todo el proceso electoral sea suficiente para anular la elección y que se convoque a elecciones extraordinarias.
De concretarse el fallo a favor de Miguel Barbosa en la última instancia se abre todo un nuevo escenario para la posible elección extraordinaria, debido a que se puede sancionar a Martha Erika Alonso para que no participe en el nuevo proceso electoral.
En este escenario el PAN y, sobre todo, el morenovallismo deberá elegir a un nuevo candidato a la elección extraordinaria y el que se perfilaría sería Luis Banck.
También habría que elegir a un gobernador interino por un periodo de tres a cinco meses y ya está descartado el rector de la BUAP, Alfonso Esparza.
¿Quién ocuparía el cargo?
Y tampoco Miguel Barbosa tendría segura la candidatura en el nuevo proceso electoral porque se perfila a Alejandro Armenta, José Juan Espinosa o Rodrigo Abdala como perfiles con mayores probabilidades de triunfo.
Por eso es que en estos momentos nadie tiene nada seguro.
** ** **
gomezcarlos79@gmail.com