El cínico y mentiroso de Oswaldo Jiménez hablando de inseguridad

238
Compartir
Foto: Puebla Noticias

Carlos Gómez / @gomezcarlos79
El panista Oswaldo Jiménez es tan cínico que hoy se tira al piso, patalea, hace berrinche y exige la revocación del mandato de Claudia Rivera por el problema de inseguridad de la capital.
Este “valiente” diputado del PAN es el mismo que en el gobierno de Luis Banck escondió la cabeza como avestruz mientras los grupos huachicoleros empezaron a operar en la capital poblana y la ciudad entró en su peor crisis de seguridad.
Vamos a refrescarle un poco la memoria a Oswaldo Jiménez con la columna que este reportero público el 1 de marzo del 2018:
Fracasa otra vez la estrategia de seguridad de Luis Banck
El asesinato de un joven de 30 años durante un asalto en la 16 de Septiembre, una mujer baleada en otro robo en la ruta 18 y otra mujer golpeada para robarle 20 mil pesos en la ruta de los Morados es un reflejo del fracaso nuevamente de la estrategia de seguridad del alcalde, Luis Banck, y su secretario de Seguridad, Manuel Alonso García.
De nada sirvió el préstamo millonario que pidió el alcalde para “reforzar” la seguridad si un hombre sale de Plaza Valsequillo con 70 mil pesos de una sucursal bancaria y lo asaltan minutos después.
La ciudad de Puebla no nada más es insegura por los delitos como asaltos en el transporte público, a transeúnte, a negocios, a casa-habitación, ahora es hasta peligrosa por las ejecuciones de grupos de la delincuencia organizada principalmente en la zona del estadio Cuauhtémoc, Xonacatepec y Caleras.
Ya habíamos advertido desde el año pasado que los grupos de huachicoleros habían llegado a la capital poblana y problema ya no era exclusivo del Triángulo Rojo.
Cuando Alejandro Santizo era el secretario de Seguridad se disparó una ola de violencia por robos y asesinatos en el transporte público y en negocios (como en la pozolería de la colonia Amor) y el alcalde, Luis Banck, no quiso ver la realidad.
Negó una y otra vez el problema y defendió la “estrategia” de seguridad de Alejandro Santizo.
Cuando las universidades alzaron la voz, cuando los muertos aumentaron por la inseguridad de Puebla, cuando ya ni los panistas lo respaldaron con sus “gráficas” en la defensa de su “estrategia” de seguridad, entonces entendió que era tiempo de cambiar a Alejandro Santizo.
La llegada de Manuel Alonso parecía ser una buena opción en las primeras semanas de su incorporación al Ayuntamiento de Puebla.
Pero sólo fue un espejismo”.
Esto ocurría apenas en marzo del 2018.
¿Dónde estaba el valiente Oswaldo Jiménez?
No cabe duda que es un cínico y oportunista.
Ya se le olvidó que la grave crisis de inseguridad empezó con Rafael Moreno Valle, siguió con Luis Banck y Tony Gali.
¿Y así quiere ser alcalde?
** ** **
gomezcarlos79@gmail.com