Campañas caóticas y de bajo impacto

441
Compartir

En tiempo real

Erick Becerra

Las campañas como las conocíamos en México quedaron atrás.

El mítin masivo en el que llegaban todos los candidatos y hablaban el candidato a gobernador, a alcalde del municipio en cuestión, quien iba por el senado y los aspirantes a diputados federales y locales es cosa del pasado.

En esta campaña, debido a las reformas jurídicas electorales, las actividades de campaña, todas, están sujetas a un riguroso escrutinio del Instituto Nacional Electoral (INE).

De hecho, los candidatos deben dar a conocer la agenda pública con una semana de antelación y reportar de inmediato los gastos generados cada semana.

La verdad es que la comprobación de gastos de campaña son un auténtico dolor de cabeza para candidatos de todos os cargos de elección popular.

Los partidos han tenido que designar un ejército de auditores y contadores que auxilian y persiguen a los candidatos para que no se pasen ni un centavo del tope de campañas.

Lo hacen porque saben que sus adversarios están registrando todo tipo de propaganda que implique algún costo.

Toman fotos y videos –particularmente los equipos de los candidatos de Morena- para construir archivos que fundamenten las denuncias poselectorales que están planeando presentar.

Se espera pues un buen número de denuncias que intenten echar abajo candidaturas completas.

A este fenómeno podríamos añadir el hecho de las alianzas no fueron completas para todos los cargos de elección popular, razón por la cual los candidatos a alcaldes no van acompañados por sus compañeros candidatos a diputados locales y federales, pues en buena parte de los casos van en coalición con otros partidos o solos.

Es decir: los candidatos de las coaliciones que van juntos por la presidencia de la República y la gubernatura son contrincantes en los niveles locales.

Eso está metiendo además de mucho ruido lentitud e ineficacia en la promoción al voto.

Los ciudadanos claro, están confundidos, y lo estarán aún más el 1 de julio cuando lleguen a la casilla.

¡Que los agarren confesados!

Gracias y nos leemos el viernes, pero mientras nos encontramos en Twitter como @erickbecerra1 y en facebook como @erickbecerramx