BUAP se suma a la lucha vs cáncer oral; sólo el 15% de casos son diagnosticados a tiempo

876
Compartir

Redacción

La Facultad de Estomatología de la BUAP es la segunda unidad que a nivel nacional se suma a la iniciativa de llevar un mayor control y registro de las patologías bucales -después de la Universidad Autónoma de Guadalajara. Entre estas, el cáncer oral que -si bien no está entre los tumores malignos de mayor incidencia- de acuerdo con Global Cancer Observatory para el 2030 se incrementará hasta en 50 por ciento a nivel mundial.
Se trata de un tumor que tiene capacidad de generar metástasis, por lo que la mitad de los pacientes fallece a los cinco años de ser diagnosticados con esta enfermedad. Solo el 15 por ciento de los casos son detectados en etapas tempranas.
“Al prestar servicios bucodentales, la facultad tiene una casuística muy amplia, por lo que podremos reportar el dato epidemiológico a la Secretaría de Salud y con ello contribuir a la realización de un registro nacional sobre el número de casos y tipo de patologías bucales”, indicó Samantha Rivera Macías, docente de esta unidad académica.
Asimismo, la Facultad de Estomatología forma parte de la Red Nacional contra el Cáncer Bucal, integrada por diversas instituciones de educación superior y asociaciones, cuyo objetivo es disminuir la presencia de casos nuevos de cáncer a través de campañas de prevención y servicios de atención.
Es así que todos los viernes, de 9:00 a 14:00 horas, sin costo alguno, personal del Laboratorio de Histopatología atiende al público en general en la revisión de alteraciones en la cavidad bucal e instruye a los pacientes en su autoexploración.
En caso de encontrar alguna anomalía, se toma una biopsia y se realiza un estudio histopatológico. Con un costo menor a 500 pesos y entre una y dos semanas, dependiendo el estudio, el paciente tiene un diagnóstico histopatológico. Si resulta una alteración de tipo maligno se canaliza a las áreas pertinentes para su atención, señaló Rivera Macías, especialista en patología bucal, quien comentó que en lo que va de este año se detectaron dos casos: plasmocitoma y carcinoma escamocelular.
“A nivel estatal, la BUAP es la única universidad que brinda el servicio de patología bucal, lo cual representa un gran avance en la detección de lesiones malignas. Saber cuántos pacientes tienen alteraciones y dar seguimiento a su atención contribuye a prevenir alteraciones y reducir la cifra de cáncer avanzado”, destacó la académica.