América, a un paso de semifinales; goleó 4-1 a Pumas

456
Compartir
ESPN

Ciudad Universitaria se pintó de amarillo de principio a fin. América dio un golpe sobre la mesa para humillar a uno de sus acérrimos rivales. Lo hizo con futbol, con ideas claras, con un ataque explosivo y un irreverente mediocampo que pasó por encima de unos inexistentes Pumas en el primer episodio de los Cuartos de Final del Clausura 2018.

La aplanadora americanista funcionó desde el minuto uno cuando Mateus Uribe, en la primera de sus dos citas con las redes, remató de cabeza para vencer a Saldívar. Gol de vestidor del que nunca se levantó el cuadro universitario.

Apenas unos segundos pasaron para que comenzara el recital americanista que terminó en tragedia para los locales. A esta obra también se sumó Luis Enrique Santander al pitar un penalti por demás controversial tras una supuesta mano de Luis Quintana. América no desaprovechó su oportunidad y marcó desde los 11 pasos mediante Jérémy Ménez. El francés se estrenó en una Liguilla y también contra Pumas.

El América no bajó su ritmo ni su intención de devorarse a su rival. El mediocampo con Guido Rodríguez y Mateus Uribe fue mucho para Marcelo Díaz. La sociedad entre el argentino y el colombiano es de lo más sólido y creativo del futbol mexicano y contra lo que los auriazules no encontraron antídoto.

Mientras unos acertaban todos los pases, los otros seguían desconcertados y sin opciones, fuera de un mano a mano de Castillo con Marchesín que terminó por ganar el arquero americanista.

Para el ocaso del primer tiempo, de Ménez para Uribe surgió el tercer gol americanista que terminó por silenciar CU y confirmar la supremacía de los visitantes cuando todavía no se llegaba ni a la mitad del juego.

El intento de respuesta llegó justo antes del final del primer tiempo con un penal convertido por Castillo, quien gastó más energías en sus reclamos hacia sus compañeros y árbitros que en pelear balones y desmarcarse para buscar otra anotación.

El América siguió con lo suyo en el segundo tiempo y aprovechó otra oportunidad desde los 11 pasos para un gol más de Ménez. La batalla ya lucía liquidada, pero con la novedad que había un gol más en la canasta de los felinos.

Las Águilas volaron sobre Ciudad Universitaria con una libertad total y con destino a las Semifinales. El primer golpe fue casi fulminante a falta de cerrarlo en el Azteca el fin de semana.