Ambulantes han derrotado a alcaldes de Puebla; ¿está vez será distinto?

234
Compartir

Carlos Gómez / @gomezcarlos79
Los comerciantes ambulantes del Centro Histórico no tienen palabra, ni partido político, ni simpatía por los gobernantes y cada vez están mejor organizados –y armados- al grado de que en los últimos años han derrotado a los alcaldes en turno de la ciudad de Puebla.
Cuando el panista, Luis Paredes, intentó reordenar el comercio informal en el Centro Histórico de Puebla no pudo.
Propuso comprar casonas en el primer cuadro de la ciudad para rehabilitarlas y crear plazas comerciales en donde los comerciantes ambulantes tuvieran espacios dignos y legales para trabajar.
Ese proyecto fracasó y no porque fuera malo o poco viable.
No funcionó porque los ambulantes no quieren dejar las calles, no quieren pagar luz, renta, servicio de limpia o agua potable.
Cuando Blanca Alcalá asumió el cargo propuso comprar dos mercados a particulares por más de 40 millones de pesos “La Merced y El Ferrocarril” para reordenar el comercio informal.
La propuesta era interesante.
A los ambulantes se les ofreció comprar uno de los locales de los dos mercados a precios muy accesibles, se les brindó asesorías, publicidad en medios de comunicación y con dinero del erario se pagaron los inmuebles a través de un crédito.
Los poblanos pagamos esos 40 millones de pesos y los mercados “La Merced y El Ferrocarril” son aún unos elefantes blancos.
En los gobiernos panistas de Eduardo Rivera y Luis Banck no hubo mayores esfuerzos para quitar a los comerciantes ambulantes.
Luis Banck propuso el corredor de ambulantes en calles y días establecidas previamente y durante más de un año no pudo concretar el proyecto.
Los ambulantes han protagonizado enfrentamientos a balazos con autoridades y entre ellos por los espacios.
Cuando Enrique Doger Guerrero fue presidente municipal de Puebla giró instrucciones para negociar con los ambulantes y lograron un acuerdo para que por lo menos dos o tres días a la semana las calles estuvieran libres.
Ese acuerdo fue parcial porque los ambulantes no cumplieron su palabra.
¿Cuál es la propuesta de Claudia Rivera Vivanco?
Dice su secretario de Gobernación, René Sánchez Galindo, que agotarán el diálogo antes de tomar otra medida.
Dice la alcaldesa que la culpa es de los poblanos por comprar los productos a los ambulantes y en buena parte tiene razón.
Sin embargo, es momento de escuchar su propuesta para liberar las calles del Centro Histórico de los ambulantes.
¿Qué hará este gobierno de la Cuarta Transformación para lograr algo que no pudieron los alcaldes emanados del PRI y PAN?
Estaremos pendientes de la propuesta y ojalá sea innovadora y distinta a las antes mencionadas porque la vía del diálogo no sirve con los ambulantes.
** ** **
gomezcarlos79@gmail.com