4 de cada 10 personas sufren la cuesta de enero: UPAEP

82
Compartir

UPAEP

La falta de planeación en los gastos familiares, pueden impactar de manera significante en los individuos, si se toma en cuenta que de cada 10 personas 4 sufren la llamada cuesta de enero, señaló el Dr. Anselmo Chávez Capó, profesor investigador de la Licenciatura en Administración Financiera y Bursátil de la UPAEP.

Subrayó que las personas deben organizar los gastos que se tiene como familia y en lo individual, “ya que cerca del 40 por ciento de las familias enfrentan una situación comprometida con respecto a los ingresos que perciben, debido a una mala planeación, y en la mayoría de los casos por el bajo salario que perciben y gastan más de lo que pueden pagar. Adquieren gastos que no tenían presentes y que si se suman con los que se tienen programados cada mes, resulta que el dinero que reciben de su salario, no les alcanza y aun cuando tengan ingresos adicionales, tampoco es suficiente para cumplir con los compromisos y solventar las deudas por más tiempo del programado”.

Por lo tanto, es importante fomentar la cultura financiera en las personas, mediante un proceso de planeación y ejercicio en el manejo de los recursos con que cuentan las personas “para que se den cuenta de que no es sólo la situación económica la que está mal, sino que los procesos de planeación de cada persona, no son los adecuados y las malas decisiones nos llevan a comprometer de manera importante los ingresos que se perciben”, señaló el académico.

Enfatizó que los compromisos totales de las personas deben ajustarse al 30 por ciento de sus ingresos, es decir, las deudas y compromisos no deben ser mayores al 30 por ciento de los ingresos que se reciben, porque si la gente está destinando más del 30 por ciento de los ingresos que tiene, “corre el riesgo de estar en grandes problemas en el mediano y largo plazo”.

Asimismo el Dr. Anselmo Chávez reiteró que la gente debe ser disciplinada y requiere de un proceso de planeación financiera en donde aprenda a manejar adecuadamente los recursos y ser ordenados para seguir ese plan que te genere beneficios y no problemas.

También refirió que es importante que la gente, principalmente quienes contribuyen con los recursos económicos de la familia, deben controlar los “gastos hormiga”, al adquirir algún refresco, alimento o dulces, productos que no contribuyen en la salud alimenticia de la persona, además de que merma su economía, si esta acción la repite de manera diaria.

Por lo consiguiente es necesario planificar cómo se distribuyen los gastos entre los miembros de la familia y se cumplen con los compromisos económicos que se adquirieron a final de año o a lo largo de éste.